DEPORTES

El Caja Rural gana al difícil Inter Sala y se coloca a tres del Uni Salamanca

La benaventana Alexia se lesionaba de gravedad al romperse el peroné intentando salvar un balón que finalmente se colaba en su portería

C.D INTER SALA 1.- Alba, Nuria, Vanesa, Clara Iglesias y Carmen. Luego jugaron, Sara Gil, Marina y Sara Almendra.

CAJA RURAL AT. BENAVENTE 3.- Noelia, Alexia, Miri, Bea y Cañi. Luego jugaron, Rosa, Lola, Alba, Silvi, Anina y Laura.

Árbitro.- Santero Gonzalo. Amarilla para la benaventana Bea.

Goles.- 1-0 Alexia en pp (9´), 1-1 Bea (23´), 1-2 Miri (32´), 1-3 Cañi (38´).

No hay ningún premio ni marcador que pueda estar a la altura de este equipo, contando también con el de temporadas anteriores, para agradecer todo lo que dan a cambio de nada. El compromiso adquirido por el femenino benaventano va mucho más allá que el de la consecución de un título que, a veces, no es precisamente el que se lo lleva el más merecedor de él.

No pierden un día de entrenamiento, no pierden la sonrisa en cada uno de los choques que les mide a sus rivales, no se dejan nada dentro cada jornada y ante todo focalizan un ejemplo que es el camino, de este club, el anteponer la amistad a los resultados.

Una amistad que sirve para mantener el grupo unido y que al final puede dar un plus que en otros clubes no existe y ese es un gran trabajo realizado principalmente por Javi Huerga que fue en su etapa de presidente el máximo apostador por esta categoría atlética y el de las protagonistas de este invento que a lo largo de tres temporadas han logrado de una u otra manera, la de Toño Esteban antes y la de Celia Matías ahora, que en Benavente el fútbol sala femenino tenga también un momento en las tardes de los sábados del que poder disfrutar y que Celia Matías con ese elenco de extraordinarias jugadoras se ha encargado de capitanear hasta llegar a la entrada de un buen puerto en el que solamente falta encontrar el mejor muelle para el atraque. ¿Serán capaces las cajeras de ser las privilegiadas de ser las primeras en elegir ese lugar para atracar el barco tras un largo viaje?. Aún quedan cuatro jornadas para saberlo pero no cabe duda que por trabajo, ilusión y esfuerzo no va a quedar y que si finalmente no se llega a ello nadie podrá reprochar nada a un equipo capaz de hacer valer su mayor grito de guerra “Benavente nunca se rinde”.

Resulta muy fácil el poder escribir semana tras semana de lo que, para los que seguimos este deporte, resulta nuestra debilidad porque no se puede decir nada malo de ellas. Sé que ha habido ocasiones en las que la valoración o análisis de un partido no haya sido del agrado de unas jugadoras a las que nada se puede reprochar, pero no menos cierto es que en partidos en los que han estado por debajo de su capacidad necesitan de ese pequeño motivo para sacar en el siguiente un extra en busca de revancha, de ahí que algunas crónicas a veces no hayan ido cargadas de un parabién que merecían y que encubierto escondía esa pequeña puya para levantarse más fuertes.

La explicación de que no se dejan nada en la chistera en cada choque la tienen, sin ir más lejos, en la importante lesión de una de las baluartes de Celia Matías, la capitana Alexia, que por ese empuje y por evitar que la pelota entrara en su portería se jugó el físico tanto que finalmente sufrió una rotura de peroné que la hace bajarse del barco antes de llegar a puerto. Un instante en un partido por dejar todo lo que tienes dentro por defender a tu equipo al final desemboca en un adiós a la temporada, que quizá sea lo de menos y lo que sí importa es la integridad física de una Alexia que debe de trabajar para subsistir ya que de esto no vive pero que no perdió la sonrisa, a pesar de los dolores, en la foto que es la prueba de que este equipo es más que un equipo.

El partido ante, el entonces segundo clasificado, Inter Sala de Salamanca fue lo que las cajeras quisieron. Un partido casi perfecto que se jugó al son que marcaba principalmente Bea, Miri y compañía y que tuvo un soberbio empujón del fondo del armario de ese banquillo que estuvo perfecto. Fue una primera parte en la que las charras no llegaron a inquietar al marco de Noelia, que se subía al barco casi a última hora a pesar de no estar recuperada del todo de su lesión de fractura del dedo de una de sus manos y que estaba ansiosa por volver. Celia Matías había probado a lo largo de la semana con Alba ante la posibilidad de que fuera ésta la que defendiera la portería devolviendo a la cancha de juego a Alexia que venía haciendo las labores de portera durante la ausencia de Noelia y mira por donde ahora la lesión se ceba nuevamente con el Caja Rural.

Lo caprichoso del deporte quiso que en la primera mitad el que disponía y proponía no tuviera reflejo de ello en el marcador y sí por el contrario un castigo que permitió a las charras afrontar el momento del descanso con ventaja en tras ese tanto que Alexia hacía en propia puerta y que además salía demasiado caro.

 

Lo vivido en la primera mitad tuvo de nuevo reflejo en la segunda con una intensidad abrumadora de las atléticas que seguían apostando por ser ellas las que pusieran su ritmo y poner cerco al marco contrario para en alguna de esas acciones conseguir el empate. Un empate que llegaba a los tres minutos de la reanudación obra de Bea finalizando una gran jugada cajera. Las ocasiones se seguían dando en el bando benaventano pero hubo de esperarse hasta el 23 para que las benaventanas tuvieran el justo premio de lo que se estaba viendo en cancha, en esta ocasión Miri se apuntaba a su golito semanal.

Con el 1-2 a las locales no les quedaba más remedio que ir a buscar el partido ya que una derrota les alejaría de la lucha por el título dejando unos últimos minutos de partido demasiado agobiantes para un Caja Rural que supo defenderlos a capa y espada y que respiró en uno de los muchos balones que robaba la de Castroverde de Campos a falta de dos minutos para que la victoria ya no se escapara. Cañi, después de muchas jornadas sin encontrar portería sentenciaba un partido que puede ser importante en el devenir del equipo.

Ahora queda afrontar estas cuatro jornadas que restan con una fecha marcada en rojo que es la visita que las benaventanas deberán de hacer el 28 de este mes a la cancha de un Universidad de Salamanca al que le falta enfrentarse, además, al Laguna en su feudo y visitar al Inter Sala y al Trepalio, mientras que a las benaventanas recibirán a Coyanza y Trepalio antes del trascendental partido del 28 y cerrarán en la Rosaleda ante el Avilasala, todo ello sin Alexia a la que esperamos el próximo año en categoría superior.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.