Cazados a gran velocidad dos turismos realizando carreras ilegales

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas. La semana pasada componentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora realizando servicio de vigilancia de carreteras observan en el kilómetro 466,000 de la autovía A-11 (Zaragoza-Portugal) a dos turismos que, circulando dirección Zamora, estaban realizando una competición entre ambos, circulando a elevada velocidad, realizando adelantamientos entre ambos y resto de usuarios de la vía tanto por la derecha como por la izquierda y no guardando distancia de seguridad y arriesgando su integridad y la del resto de conductores.

Estos, una vez percatados de la presencia de los Agentes y haciendo caso omiso a las señales de detención, emprenden la huida por direcciones diferentes una vez incorporados en la autovía A-66 (Gijón-Sevilla) no obstante uno de los vehículos, un turismo, marca Volkswagen, modelo Golf fue interceptado en el kilómetro 276,000, dirección Salamanca y se pudo observar, que además del conductor, en el mismo viajaban otros dos acompañantes.

Tanto el investigado como las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Zamora. Se continúa con las gestiones de la localización del otro un BMW, serie 3 coupé al objeto de su investigación y puesta a disposición judicial.

Por conducir un vehículo a motor con la temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida y la integridad de las personas es investigado como autor de un supuesto delito de conducción temeraria, cuyas penas son de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años. La conducción temeraria es el exponente de la conducción más inapropiada y crea un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.