«Los moluscos disfrutan de las aguas del río Negro, los humanos no pueden», aseguran desde UPL

Las obras iniciadas hace meses no han concluido, con lo que a falta de entrar en servicio la nueva compuerta de cierre no puede quedar retenida el agua en el vaso

La formación leonesista denuncia que vecinos y turistas de Rosinos de la Requejada no podrán darse un chapuzón este verano.

Después de iniciados meses atrás los trabajos para instalar una segunda compuerta en el azud artificial  que retiene el agua y que se acondicionó como zona de baño, los vecinos de Rosinos de la Requejada confiaron en que podían refrescarse este verano, explica UPL en un comunicado remitido. «Craso error, porque la despreocupación por concluir los trabajos a tiempo, tanto de la corporación del PP que gobierna en el Ayuntamiento como de la Diputación que no ha puesto el suficiente empeño en dar una solución a tiempo, han dado lugar a que este año los residentes y los no poco turistas que se acercaban en verano a la localidad, como a cualquiera de sus anejos no puedan darse un baño», señalan en un comunicado remitido desde la formación leonesista.

Rosinos de la Requejada, a solo 14 kilómetros de Puebla, con diez localidades en su término municipal, convirtió en su momento el cauce del río Negro en una zona de baño. Retener parte del caudal con una simple presa bastaba para acumular cierta cantidad de agua que permitiera darse un chapuzón. Lo cierto es, que a mediados del mes de julio, el arreglo definitivo sigue sin llegar y la zona de baño no existe. Después de varios meses en que se iniciaran los trabajos para añadir otra compuerta a mayores, estos no han concluido en su totalidad. Con lo cual roto el muro, pero sin que entre en servicio el nuevo cierre no puede acumularse agua en el vaso.

La formación leonesista aduce que los vecinos se ven desesperados por no disponer de una zona de baño en la época veraniega, como sería su deseo. «Casi normal, porque ya no quedan, solo a la espera de que una vez acoplada al corte en el muro una simple compuerta, ésta se ponga en servicio. Haciéndose necesaria asimismo, una limpieza de gravas, arenas y otros materiales retenidos en el cauce anterior a este punto. Los intentos de los propios residentes para limpiar estas áreas se han visto frustrados por la negativa de permiso para ello, debido a la presencia del mejillón de río, en peligro de extinción que habita las aguas limpias del río». «Los moluscos disfrutan las aguas del río Negro, los humanos no pueden», concluyen desde UPL.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.