Un profesor de Villalpando manda una carta al Rey para pedirle que frene la Amnistía

Agapito Modroño, profesor jubilado de Villalpando, ha escrito una carta al Rey pidiendo que intervenga con urgencia para poner freno a la alarmante situación, que está provocando la posible amnistía acordada para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez. Modroño es, aparte de académico, escritor de varios libros y una persona muy preocupada por los problemas sociales y políticos, por ello encabezó la candidatura de UPyD en las generales de 2011. La misiva enviada reza lo siguiente:

CARTA REMITIDA AL REY

Amigo Rey de España. Perdone la forma coloquial del saludo, que no es falta de respeto, sino la manifestación de la relación más sublime que pueda darse entre los seres humanos: la amistad. En mi caso es hija del afecto que a usted,  ( a su Alteza) y a toda su familia profeso.

Perdone también adopte la forma epistolar, por considerarla más cálida que el formulismo de una instancia o solicitud. 

Pertenezco a la generación de los niños de la pos guerra, de los hombres jóvenes que apoyamos la transición y la Constitución. De familia escasa de recursos, trabajando desde niño, conseguí, de forma autodidacta, ser “maestro de escuela”, mezcla de Giner de los Ríos y padre Manjón. Nunca lo injusto me ha resultado indiferente. Desde la humildad de mis medios he luchado contra la corrupción. He participado de forma decisiva en el movimiento cooperativo rural, publicado relatos costumbristas, la biografía de un torero y las víctimas de la guerra civil en este pueblo, en el que he sido concejal e influyente en la gobernación del mismo. Encabecé la candidatura de UPyD por Zamora al Congreso de los Diputados, en 2.011. Toda esa discreta actividad política siempre de forma altruista, poniendo dinero de la economía familiar.

Aunque sea obvio: vivimos momentos cruciales en la vida de España. En usted tenemos puesta la mirada millones de españoles, como en el dique, en la última barrera que frene la deriva de inmoralidad, de ilegalidad, de despropósitos en que está inmersa nuestra nación. No es menos grave el momento actual (por ser más sedicioso y prolongado en el tiempo) que el vivido por su padre el 23 de febrero de 1981. Su padre estuvo a la altura, justificó ante todo el mundo la razón de ser, la validez de la monarquía parlamentaria. Ahora, en sus manos, está el futuro de sea monarquía, de nuestra convivencia en paz, de nuestro Estado de derecho, aceptados por la mayoría de españoles. Debe usted disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones generales. Tiene herramientas legales para esa decisión. Perdone me atreva a recordarle, de forma sucinta, lo que usted de sobra sabe.

CARTA MAGNA.

Art. 2.-  La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española… 

Art. 8- Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Art. 62.- Corresponde al rey

h): El mando supremo de las Fuerzas Armadas.

No estoy insinuando un pronunciamiento militar, sino, en un caso extremo, dada la importancia que la Constitución le da a la unidad de la Nación española, a la potestad democrática que, a su Alteza, le confiere la norma suprema.

Que vivimos una situación de excepción es indudable. Su Alteza cumpliendo el art. 61, “Guardar y hacer guardar la Constitución”, puede por ello, amparándose en el citado Art. 62 b: Convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución.

d).- Poner fin funciones presidente del Gobierno en los casos previstos en la Constitución.

Carezco ya de la capacidad para el enorme esfuerzo intelectual que me llevaría estudiar “los términos y los casos previstos en la Constitución” , pero basándonos en los citados artículos 2, 8 y 62 h), ahí se podría encajar lo de los “términos y casos previstos en la Constitución”.


Ahora perdone un pequeño recuerdo a la historia reciente, a cómo se ha ido torciendo el recto, risueño, amigable camino que se inició con la Transición.

A la muerte de Franco, vivos, todavía muchos protagonistas y combatientes en la guerra civil, decidimos todos los españoles pasar página y vivir en paz. Se indemnizó a víctimas o familiares, se recuperó su memoria. Los social demócratas del PSOE aplacaron cualquier afán, (si lo había era minoritario) de revancha. Igualmente los demócratas del régimen se impusieron sobre los nostálgicos e inmovilistas.

Con Rodríguez Zapatero, auspiciado por sus ideas, se reavivan los rescoldos de un izquierdismo radical, e intentan reescribir la historia. Así se promulga la mal llamada “Ley de Memoria Histórica”, tergiversadora de lo ocurrido en los años de la II República y la guerra civil.

 Me crie con una abuela, hasta los 21 años, a quien habían matado un hijo en la guerra. Mi padre, joven, soltero, se libró por los pelos. He convivido con gente de los dos bandos, he leído, investigado, publicado. Mis lecturas, todo, desde Gironella a Juan Eslava Galán…

Recomiendo a Hug Thomas, Paul Preston, Javier Cercas, Pérez Reverte (como ven omito a los sectarios, de la Cierva, Pío Moa,  Ángel Viñas…) y, sobre todo a Manuel Chavés Nogales. Ya en el “treinta y siete”, cuando asqueado de los “Hunos” y los “Hotros”, huye de Madrid, profetizó: de esta guerra, según quien la gane, saldrá un dictador de izquierdas o derechas.

Existen muchos libros, documentales. Vean los enormes murales de Stalin en la Gran Vía. Esa Ley es un insulto a la inteligencia.

Ahora tenemos los frutos de la radicalización: unos partidos de extrema izquierda, nacionalistas y separatistas que no respetan la Constitución. No sólo me refiero a lo ocurrido en el “Procés”, sino a otras actuaciones inconstitucionales que no debieron ser permitidas. Por ej.: las declaraciones de una ministra del gobierno, Jone Belarra: “Vamos a trabajar para que Leonor nunca sea reína”. La animosidad contra su familia la evidenciaron con la inasistencia al pleno solemne del juramento a la Constitución de su hija, en que el Presidente del Gobierno asiente en el juramento de Leonar y por la tarde se reúne con los independentistas.

El manifiesto de los partidos ERC, EH.Bildu, BNG, contra la Monarquía y la Constitución.

El ilegal juramento de algunos diputados en su toma de posesión: “Acato, por imperativo legal, hasta la consecución de la República Catalana” o “hasta la soberanía de Galicia”…

Todas esas actuaciones son faltas o delitos contra la Constitución. Están tipificados en el Art. 471 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de Noviembre, Código Penal: “la proposición, conspiración y provocación para cometer rebelión”. En esos juramentos está el deseo expreso de ir contra la Constitución Española. En todo el articulado de citada Ley están comprendidos los delitos cometidos en el “Procés” que ahora se pretenden amnistiar. Hubo rebelión y actuaciones como las citadas son una provocación a la rebelión. Lo más grave es la amnistía cuando persisten en su idea de la independencia; deseo minoritario, 30 %, en la sociedad catalana.


Lo más grave de la situación es que el futuro de los españoles dependa de la conveniencia de un delincuente, quien tiene arrodillado y suplicante a un gobierno en funciones, a un presidente humillado en su afán de poder. Ese ego es la motivación, no el bien de España.

Para esa decisión, que le ruego, tiene a su favor a la inmensa mayoría del pueblo, de las instituciones. Destaco la contundencia jurídica de los argumentos expuesto en el comunicado del Consejo General del Poder Judicial, en contra de la amnistía. Espigueo algunos párrafos:  “La democracia, las libertades y el Estado de Derecho pueden estar en peligro”; maniobra política para evitar que los órganos consultivos judiciales puedan omitir opiniones técnicas”. “Ha pactado amnistía, decisión de las Cortes que invade competencias de los Tribunales”. La Ley de amnistía supone degradación, cuando no abolición del Estado de Derecho en España”. Se violenta la Constitución y los compromisos asumidos por España en el Tratado de la Unión Europea, a la que se puede recurrir”…

Votan nueve vocales a favor, cinco en contra y se abstiene el Presidente.

La argumentación jurídica del comunicado es magistral, irreprochable, sin pizca de parcialidad política. Y topamos con otro problema grave en la democracia española: la presunta politización de la justicia: votan a favor del comunicado “los conservadores”, en contra “los progresistas”. Si el caballo es blanco, ¿no deberían verlo todos con el mismo color?

En este caso los nueve favorables se apoyan en legislación legal, en la razón. Las cinco negaciones se basan en la falacia de que manifestarse es tomar partido político.

Repito mi sugerencia: DISUELVA SU ALTEZA LAS CORTES Y CONVOQUE NUEVAS ELECCIONES GENERALES.

Para tratar de arreglar tanto desperfecto sugiero ideas para un programa reformista, que podrían adoptar los dos grandes en conjunto.

a).- Zanjar, mediante reparto justo de los dineros, el problema regional.

b).- Ilegalizar a todos los partidos en cuyo ideario esté la disgregación de España, el rechazo de la Constitución y de la Monarquía.

c).- Ilegalizar a todos quienes no hayan condenado el terrorismo.

d).- Conseguir una justicia independiente, como lo son la mayoría de los jueces. Es una aberración la creencia general, difundida en todos los medios, de que el Constitucional, de mayoría “progresista” (yo diría regresista) partidariamente, aprobará la constitucionalidad de la Ley de Amnistia.

Querido rey de España. Creo en sus manos está la acción valiente para que la honradez y la democracia, el bien sobre el mal, se impongan.

Una nación sin valores éticos, morales puede convertirse en una jauría. Usted puede erigir a su Monarquía como el templo del que dimanen los valores eternos de igualdad, libertad, justicia y fraternidad.

Si no un abrazo fuerte, un apretón de manos reciba de este pobre maestro de escuela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.