SANIDAD

La Covid-19 no afecta a la fertilidad femenina, aunque sus tratamientos sí podrían hacerlo

La Covid-19 no afecta directamente a la fertilidad femenina, aunque sí lo pueden hacer los medicamentos utilizados para tratar el virus, según las conclusiones de una investigación llevada a cabo por los doctores Jan Tesarik y Raquel Mendoza-Tesarik, de la clínica MARGen.

Sin embargo, Tesarik señala la necesidad de incluir pacientes masculinos, ya que las células testiculares (diferentes de los espermatozoides pero importantes para su evolución) parecen estar más expuestas al virus que las células ováricas.

En todo caso, ambos doctores recomiendan precaución. «Es necesario continuar estudiando los marcadores de fertilidad femenina a medio y largo plazo, con una particular atención a las mujeres subfértiles y de edad avanzada, y extender el mismo estudio a los hombres», han advertido.

Para evitar una merma de la fertilidad, el equipo de MARGen recomienda el uso diario de melatonina, una hormona que, según explican, «además de ser inofensiva para el organismo humano, mantiene y potencia la fertilidad en personas sanas». «Nuestra recomendación es que sea utilizada por personas con problemas de fertilidad que han retrasado su decisión de ser padres a causa de la pandemia y que estén preocupadas por que su fertilidad se vea más mermada como consecuencia de la infección o de los efectos gametotóxicos de otros medicamentos utilizados para su tratamiento», han expresado.

Tal y como defienden ambos científicos, la melatonina no solo mejora la respuesta del sistema inmune frente a la Covid-19, sino que también ataca directamente al virus, bloqueando su división en las células infectadas. Desde el inicio de la pandemia, estos autores han recomendado la utilización de la melatonina para la Covid-19, gracias a su efecto inmunomodulador que favorece la defensa inmune contra el virus SARS-CoV-2, el responsable de la enfermedad. Sin embargo, hay nuevas evidencias que indican que la melatonina también ataca al virus directamente, evitando su propagación en las células infectadas.

Un doble efecto que, según argumentan, se potencia mutuamente. Si la replicación del virus dentro de las células infectadas está bloqueada, la infección se frena. A esta acción se suma el otro efecto de la melatonina, el aumento de la respuesta inmunológica, que ayuda a eliminar definitivamente el virus del organismo infectado. «Esta combinación es letal para el virus y refuerza aún más nuestra convicción de que la melatonina, una hormona natural y no tóxica, representa un agente ideal para erradicar la pandemia», afirma el doctor Jan Tesarik.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.