DEPORTES

Otra oportunidad la del C.D Benavente de ganar fuera del Luciano Rubio

Los benaventanos, que realizaron un aceptable partido, volvieron a pecar de relax en las salidas.

C.D MOJADOS 2.- Peñas, Pérez, Alberto, Repiso, Silos (Pablo), Iván, Viti, Lander (Josema), Sanz, Nicolás (Isma) y Diego.

C.D BENAVENTE 0.- Josico, Rafa, Rodri, Héctor (Rafa Vega), Jorge (Marcos), Iván Pérez, Unai, Pepe, Javi Turiel, Cobreros (Jony) y Castaño (Carlitos).

Árbitro.- Alonso Castro, auxiliado por Madrigal Pérez y García Presa. Mostró amarillas a los locales Repiso, Peñas y Josema y a los benaventanos Héctor, Jorge, Castaño, Rafa y Carlitos.

Goles.- 1-0 Sanz (49´), 2-0 Remesal (57´).

Otra vez regresaba el Benavente de vacío de un desplazamiento propio de la liga que juega el equipo de Santi Redondo y permite que ese ligero colchón de puntos que se había logrado abrir en referencia con los equipos de más abajo se vuelva a cerrar. El Ejido y Toralense consiguen sus primeras victorias y otros equipos más parejos en la tabla también consiguieron sumar y adelantar a los tomateros.

Al Benavente le volvió a matar una mala salida, en esta ocasión la posterior al descanso pero también le mataron las ocasiones de gol erradas de las que hoy se siguen acordando los jugadores benaventanos. Dos goles después de no haber estado demasiado acertados en la primera mitad ante un rival que fue mejor en este periodo pero con un Benavente sin perder la cara y manejando con mucho orden la defensa y que llevó al descanso con el empate inicial.

Fue tras la salida de vestuarios cuando los tomateros no salieron tan enchufados y dos acciones permitieron a los vallisoletanos tomar la delantera. Fue primero Sanz en un balón tocado de cabeza por Jorge que sale desorientado y que lo caza el local para clavarla casi en la escuadra de Josico. No había dado tiempo a arrancar a sudar y la historia tenía en ese relax, comparativa con sesiones anteriores. Por si fuera poco tras un saque de esquina Remesal peinaba de cabeza ocho minutos después para dar más tranquilidad a los suyos.

Fue ahí, aunque se percibía algo, cuando el Benavente despertaba y se hizo dueño y señor del partido, creando, hilvanando y llegando aunque sin el objetivo final del gol. Los locales se las veían y se las deseaban para poder contener las embestidas tomateras y su portero Peña evitó con un par de intervenciones de mérito que las diferencias se acortaran o los propios errores de los delanteros de Santi Redondo se perdían en la nada. Fue ya incapaz el Benavente de acercarse en el marcador, algo que le permitiera dar más de sí para al menos conseguir un empate que hubiera sido lo más justo.

Está claro que el Benavente no encuentra el camino de esa primera victoria lejos del Luciano Rubio y que deberá de ser en un campo donde ponga lo necesario para llegar a esa aproximación de puntos que permitan el objetivo de mantener la categoría, algo que sería mucho más sencillo si se arañara en alguna de las salidas. Por el momento ya hay que pensar en el rival de este domingo a las 16,15 h. en el Luciano Rubio y más teniendo en cuenta que es el Toralense el que llega en condición de rival y que es un partido en el que los tres puntos tiene más valor que realmente lo que conllevan a sumarlos en la tabla.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.