LOCAL

Visita a las Lagunas de Villafáfila y Urueña de los alumnos del IES León Felipe

Lidia Palacios Rodríguez, alumna de 1ºA del IES León Felipe escribe en forma de diario como vivió esa excursión.

El día 29 de marzo, los niños de 1º ESO íbamos a vivir una aventura muy divertida: íbamos a visitar las lagunas de Villafáfila y un pequeño pueblo rodeado por una muralla enorme llamado Urueña.

Primero fuimos a las lagunas. Salimos a las 10:30 y llegamos allí a las 11 en punto. Cuando llegamos, nos dieron la bienvenida dos guardas del centro, y entramos en un edificio con un patio interior. Los guardas eran muy agradables, y se preocupaban porque la gente atendiese y se portase bien.

Nos dividieron en dos grupos de entre 14 y 18 alumnos. Mi grupo fue primero al edificio, donde había cosas muy curiosas: cómo se vivía entre los años 1910 y 1990, cuándo venían las aves, una minipelícula sobre las aves que habitan en las lagunas, qué comen… Fue muy interesante.

Cuando terminamos esa primera visita, almorzamos sobre las 12 y cuarto. La mayoría trajimos galletas, batidos, fruta… Y después de un cuarto de hora, a mi grupo le llegó el turno para ir a las lagunas.

A algunas personas les dieron unos prismáticos con los que poder ver más de cerca las aves. Íbamos caminando, y podíamos ver aves muy raras y curiosas. Cada poco nos cruzábamos con miradores en los que podíamos sacar fotos espectaculares, pasábamos por puentes, y lo más chulo de todo fue cuando tuvimos que pasar por encima de un sendero de rocas para entrar a otro mirador.

Era ya tarde, sobre las 4, cuando fuimos a Urueña, un pueblo en un monte rodeado por una llanura. Allí dimos un paseo y a una hora concreta quedamos con los profesores, para ir a tres museos.

El primero que vimos fue el de la música (había por ejemplo castañuelas, pianos, etc…). Era muy bonito. Otro museo fue el de las campanas, donde nos enseñó una chica los tipos de campanas que hay, y al final pedimos todos un deseo tocando una campana. El último museo era precioso, podías encontrar los mundos del Principito, el Gato con Botas…

Terminamos y los profesores nos dejaron dar otra vuelta por el pueblo. Mi grupo fue a pasear y a jugar a juegos. Eran sobre las 5 y mucho cuando fuimos para volver a casa.

Llegamos sobre las 7, y nuestros padres nos esperaban en las puertas del instituto.

¡Fue la mejor excursión de toda mi vida!

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.