DEPORTES

El C.D Benavente juvenil más cerca del descenso tras su derrota

Los de Miguel Ángel Nuevo reclamaron una pena máxima por manos dentro del área que no se señalaba.

C.D BENAVENTE-HOTEL VILLA 1.- José Luis, Óscar Coomonte (Diego), Alberto (Lucas), Alejandro (Luis), Omar, Nené, Sergio, Tato, Guti, Rodrigo (David) y Adrián.

C.D JUVENTUD RONDILLA 2.- Mario, Álvaro, Carlos, Adrián, Juan Miguel, Rubén, Ayoub, Víctor, David (Diego), Daniel (Marco) y Yeray (Samuel).

Árbitro.- Gómez Esteban, auxiliado por Fernández Pérez y Macías Lorenzo. Amonestó a los locales Rodrigo y Nené y a los visitantes Daniel, Rubén, Yeray y en dos ocasiones a Ayoub (31´y 65´) por lo que fue expulsado.

Goles.- 0-1 David (44´), 0-2 Rubén (86´), 1-2 Guti (89´).

El juvenil del C.D Benavente tenía todo a su favor para arrancar los tres puntos ante un rival directo en la lucha por evitar el descenso y no lo aprovechaba viendo como el Rondilla arrancaba una victoria del Luciano Rubio que deja casi condenado al equipo de Miguel Ángel Nuevo.

Una derrota dolorosa y que coloca a los juveniles del C.D Benavente quintos por la parte de abajo y con esa plaza serían equipo de provincial a falta de una jornada. Los benaventanos deberán de apelar a la épica y algo más para sacar la victoria de la jornada de este domingo a las 12,00 horas de los Anexos del Ruta de la Plata ante el Zamora C.F. Los zamoranos también se juegan mucho en este envite con lo que la victoria para los de Miguel Ángel Nuevo se antoja muy, pero que muy, imposible. Aún así son noventa minutos los que deberán de jugarse y el deporte lo que tiene es que cualquier rival puede ganar por inferior que sea.

Los tomateros no supieron leer el partido ante los vallisoletanos en un encuentro muy raro y donde los visitantes se encontraban con una gol de los llamados psicológicos antes del descanso. El equipo de Miguel Ángel Nuevo acusaba la falta de Trucho en defensa, lesionado a lo largo de los entrenamientos semanales, y la solidez en defensa se resentía.

En la segunda mitad el equipo lo intentaba pero no se materializaban las ocasiones de las que se disfrutaban principalmente debido a la gran actuación del meta Mario que salvaba a sus compañeros de una derrota clara. Además hubo una acción en la que los benaventanos reclamaron penalti por manos en el área de un defensor visitante y que no fue señalado como pena máxima.

El partido lo estaban llevando al límite los vallisoletanos hasta el punto de convertirse, por momentos, en bronco y se quedaban con uno menos a los diez minutos de la reanudación pero esa superioridad tampoco se vería plasmada en el marcador sino por el contrario aumentada la ventaja visitante tras un disparo, a falta de cuatro para el final, desde fuera del área que no pudo detener José Luis. Ya con el 0-2 no quedaba otra que quemar las naves en esos cuatro minutos y Guti acortaba diferencias pero que no fueron suficientes para evitar la derrota de un juvenil tomatero que deberá de darlo todo el domingo si quiere contar el año que viene en la Regional Juvenil.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.