DEPORTES

Discamino encontró a Murphy e Iván los records de su velocímetro

La expedición se reencontraba con la mala suerte a la que nuevamente la pudieron derrotar.

Día de locos por una sencilla razón. Ayer volvieron a sentir la presencia de Murphy en la expedición de Discamino y las averías volvieron a hacerse de notar, primeramente con la negativa de una de las furgonetas de arrancar y más tarde por la rotura de la cadena en el triciclo de Gerardo. Mientras esta vigésimo séptima etapa Balaguer-Monzón para Iván iba a ser de satisfación. El benaventano se enrocó en miles de demonios para como un poseso dar pedales e ir record a record como nos contaba ” hoy (por ayer), si que fue de record. El kilómetro más rápido, los 5 kilómetros más rápidos, los díez kilçometros más rápido…  La velocidad máxima 55’6 km/h. eso ponía mi velocímetro. La media no la sé pero íbamos todo el rato a 40 km/h. Para que os deis cuenta de la velocidad de crucero que llevábamos Lino y yo, se rompió la cadena del otro triciclo y teníamos las llaves nosotros, dimos la vuelta y tardamos diecisiete minutos en encontrarlo parado en la carretera”, vamos que Lino ayer tuvo que soñar con Iván.

DÍA 33°. EL REGRESO DE MURPHY. 1

Ya hemos hablado largo y tendido de lo mala persona/ente/ectoplasma/cosa/animal o mineral que es el jodío Murphy, así que no vamos a descubrir nada nuevo sobre él. Únicamente nos limitaremos a relatar de qué dos sucias artimañas se ha servido hoy para intentar amargarnos la fiesta. Intentar, decimos, porque no lo ha conseguido. Su malvado plan debió empezar a fraguarse ayer noche porque esta mañana, cuando José Luis ha ido a buscar la furgoneta para traerla hasta la puerta del hotel no ha habido forma de arrancarla. Tenía la batería muerta del todo. Si el otro día en Aigües Mortes aún tenía todas las luces del salpicadero vivas y hacía algo de ruido al darle al contacto, hoy ni ruido, ni luces, ni nada. SOLUCIÓN: las maletas en la otra furgo, las sillas de ruedas rodando vacías a la furgo averiada, los de las bicis a las bicis y a pedalear sólo un poco más tarde de la hora prevista, José Luis esperando por los del seguro y aquí paz y allí gloria. En un rato la grúa de asistencia había arrancado la ALENTO y las cosas volvían a su cauce casi sin haber salido de él “.


EL REGRESO DE MURPHY.2

” La etapa de hoy la habíamos divido, como todas, en dos partes. En la primera, los 40 kilómetros que van de Balaguer hasta Tamarite de Litera, Iván iría conmigo, David Gil con Silvia, Jesús (Suso) con Lino y Xoana como apoyo para David y Silvia. El segundo tramo, los 25 kiolómteros que hay aproximadamente de Tamarite a Monzón, Iván iría con Lino, Gerardo conmigo, Xoana con Suso y Silvia de bici de apoyo para Gerardo y para mí. En Tamarite hemos conocido a Conrado, un motero de 71 años que nos ha enseñado la colección de joyas de dos ruedas que guarda en su casa y que aún utiliza de vez en cuando, aunque ahora las grandes rutas las hace con la última Goldwing del mercado. Un hombre muy amable, al igual que su mujer y su hijo, que fue el que nos permitió hacer el alto del bocata en la puerta de su casa.


Pero bueno, al grano. Subimos a las bicis y le advierto a Iván que no se deje llevar por ese gen fantasma que atesora de modo que no pretenda impresionar a Lino con su fuerza y vaya a romper el triciclo por la mitad. Acto seguido le digo a Lino que le eche el freno a Iván y no le deje las riendas demasiado sueltas. Y puestos esos dos puntos sobre esas dos “íes”, arrancamos. Lino e Iván salen como foguetes” y, aunque a Gerardo le cuesta un poco más arrancar, aún estamos a tiempo de ver como en la primera bajada los del tándem majareta van pedaleando a todo meter y a Iván se le sale un pie del pedal y le baila el cuerpo como un tentetieso, suerte del respaldo lateral. Al momento escucho un ruido en nuestro triciclo. Suena fatal y, aunque en ese primer momento no logro identificar su origen, me doy cuenta de que es algo serio. Nos hemos quedado los últimos, pero por fortuna las furgonetas aún no nos han adelantado. Cuando lo hacen, le pido a Estrella que alcance rápidamente a los demás y les diga que me esperen porque son ellos los que llevan las herramientas. Seguimos pedaleando despacio mientras vamos escuchando lo que la bici de tres ruedas nos está tratando de decir. Al poco rato llega Silvia, la que estaba más cerca y la primera a la que Estrella avisó. Le pregunto si en su turno con David no había percibido nada raro y me dice que no. Seguimos despacio, yo escuchando, ella mirando y escuchando y Gerardo, más feliz que una perdiz, pidiendo más ritmo, “que vamos como tortugas” dice. Unos metros más adelante se rompe la cadena. El ruido era el aviso de que había un eslabón mordido por uno de los lados y al final petó. Las asistencias funcionaron a las mil maravillas: las furgos pararon al grupo y nos trajeron las herramientas; los demás, unos nos esperaron y otros dieron la vuelta; y Silvia y su bolsita rosa de emergencias retiraron los restos del eslabón roto, colocaron uno de cierre rápido en su lugar y….MURPHY, QUE TE DEN. A los 15′ estábamos de nuevo en marcha”.


DÍA 33°. FELICES DE CONOCER A EDU

“Edu es el novio de Tesa. Tesa es la hermana de Inés. Inés es la mujer de To. Y a To y a su magia ya la conocemos. Tesa y Edu trabajan en un hospital en Barcelona, ella en la cafetería y él creo que también, aunque no estoy muy seguro. Hasta ahí no hay nada de especial en el asunto y no lo hay porque falta un dato: Tesa y Edu tienen síndrome de Down. A Tesa la conocimos en ESPOLLA y nos cautivó con su sonrisa, su representación de Olivia Newton John en Grease y su promesa de hacer el camino en bici con nosotros el próximo verano. Edu veranea en Monzón y no sé qué exagerada propaganda le haría TO de nosotros a sus padres que se han quedado unas horas más ex profeso para conocernos. La verdad es que nos ha encantado. Edu es un tipo encantador. No me extraña que Tesa esté enamorada de él. Y Edu padre y Nieves madre son dos personas de esas que te gustan nada más verlas. Lógicamente, hemos invitado a Edu hijo a probar la bici y lo ha hecho y le ha molado, o eso ha dicho, porque antes de subirse y pedalear dijo que sí que vendría al camino con Tesa, pero al bajarse dijo que…. “lo pensaría”, así que….”


DÍA 33°. GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS, AYUNTAMIENTO DE MONZÓN

“Hoy estamos alojados donde más nos gusta, en un polideportivo. Ya hemos dicho muchas veces que los polideportivos son los lugares en los que más a gusto estamos ya que sus amplias salas, sus duchas corridas y sus vestuarios grandes nos permiten movernos con soltura con las sillas de ruedas, las grúas y las sillas de baño. Y estamos aquí gracias a la amabilidad del consistorio de Monzón. Un millón de gracias a su alcalde, sus concejales y su gente, especialmente a Carol, la persona de contacto a la que hemos mareado con correos y llamadas telefónicas.
Por la tarde se han acercado a conocernos varios usuarios del centro de Diversidad Funcional Reina Sofía con dos de sus monitoras. Les hemos contado que es DisCamino y le hemos dado una vuelta en los Triciclos a todos los que quisieron; alguno dio dos y hubo incluso quién pudo pilotarlo ya que era demasiado grande para ir en el asiento de delante. Ha sido un rato la mar de agradable”.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.