COMARCA

El joven jinete de San Cristóbal de Entreviñas, César Mañanes, ha logrado el Oro en el Campeonato de Castilla y León celebrado el pasado fin de semana

En el centro ecuestre Los Rosales se organizan campamentos de equitación, adiestramiento y competición

El jinete César Mañanes con el caballo «Elvis» ha logrado el Oro en el Campeonato de Castilla y León de la disciplina Concurso Completo de Equitación celebrado la semana pasada en la localidad abulense de Riocabado. El joven jinete obtuvo la mejor puntuación con una media entre las pruebas de doma, salto en pista y recorrido en cross.

El jinete del Centro Ecuestre «Los Rosales», ubicado en la localidad de San Cristóbal de Entreviñas, ya ha alcanzado en su trayectoria varios premios más que destacables como el Campeonato del Mundo montando el caballo «Vilorto Damasco» en el Salón Internacional de Sevilla, entre otros reconocidos galardones. Un ejemplar de pura raza española con el que ha logrado galardones en concursos nacionales. «Este caballo nació en casa, lo levantamos, se puso en pie y desde entonces ha estado con nosotros, comenzó a competir a los 4 años en el Concurso Completo y viendo sus facultades para el salto lo hemos centrado en el salto de obstáculos», resalta César.

La pasión por el mundo del caballo que muestra este joven, no tiene límites, habiendo logrado con no poco esfuerzo, que su centro hípico «Los Rosales», con unas esmeradas instalaciones y 28 caballos, sea ya un referente.

Desde muy joven, César Mañanes tenía ya claro lo que iba a ser su vida dejando atrás el negocio familiar de la carpintería por los caballos creando un centro para dar posibilidad a la gente de la zona a aprender las técnicas de este arte. César Mañanes se iniciaba en el mundo equino viendo las carreras de cintas a lomos de los caballos que en la localidad de San Cristóbal son toda una tradición de los quintos. A sus 16 años en la casa familiar se compraba una yegua que le provocó el enganche con el mundo ecuestre. Poco tiempo después, con 19 años César Mañanes acudía a la escuela de equitación de Valladolid «para aprender un poco más y adentrarme en este mundo y centrarme en la doma clásica», el paso siguiente fue comenzar a trabajar en varias yeguadas.

Una verdadera pasión que ya sentía este joven que iba para carpintero, pero el caballo le tiraba más que el trabajo con la madera. Con la ayuda de sus padres decidió construir un centro ecuestre, ya que en la zona no había instalaciones de este tipo. «Y, ¿porqué no en San Cristóbal tener un club?», se preguntaba este amante de la equitación, apasionado como el que más porque la sangre se hincha en sus venas cuando habla de su verdadera pasión. La complicidad entre jinete y caballo es tal que el binomio se hace arte.

El Centro Ecuestre Los Rosales viene realizando una labor didáctica entre los más pequeños no solo de la provincia sino también de las limítrofes, con la participación de niños en campamentos de equitación y adiestramiento y competición donde aprenden nociones básicas y otros ejercicios de entrenamiento para competiciones. «LLevamos ahora mismo 14 años desde que comenzamos y poco a poco hemos ido construyendo las instalaciones y ampliando un poquito más».

El binomio César Mañanes y el caballo «Vilorto Damasco» intentará subir al pódium en el Campeonato de Castilla y León de Salto de Obstáculos que se celebra el último fin de semana de octubre en la localidad zamorana de Pereruela. «Intentaremos darlo todo ya que estamos entrenando para ello, estamos en una linea muy buena», asegura el joven jinete con la pasión que caracteriza a quien de su actividad hace arte.

Ver más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.