DEPORTES

Iván Bragado, tuvo en la etapa reina vía libre para volar hasta León

102 kilómetros cubría la Carrión de los Condes-León tras la cual, una vez más, hubo despedidas y llegadas.

Discamino llegaba ayer a León e Iván Bragado se sintió como en casa ante la gran cantidad de visitas que tuvo que recibir y a las que, según él, no tuvo tiempo para poder dedicarles todo el tiempo que se merecían “Ha sido este un día de muchas emociones. Primero pedalean con nosotros integrantes del equipo ciclista de la Casa de la Bici, mi auxiliar preferida del C.R.E pedalea un ratito por las calles de Leòn con nosotros llevando a su hija Alícia. Los integrantes de la Casa de la Bici nos dejan en la misma puerta del centro.Por la tarde vienen mis amigos del GYM, a continuación saludar a todos los trabajadores del centro, charla en el salón de actos del centro, después visita de mi amigo Raúl que mañana va a pedalear con nosotros y ya por último unos amigos de León. Me gustaría dedicar más tiempo para la gente que me vino a ver .Pero es imposible lo siento. Enderlo que ha sido la jornada muy intensa. No me quiero imaginar si hoy fue tan intenso el día el domingo cuando llegue a Santiago. Me piro a la cama q mañana toca Diana muy pronto”. Carlos Jovellar de la Casa de la Bici de la Bañeza ha realizado este video de esta trigésimo séptima etapa Carrión de los Condes-León.

DÍA 44°.- LÁGRIMAS

“Esta mañana hemos hecho feliz a Iván. El pobre llevaba unos días un poco abollado porque no podía correr todo lo que quería ya que el grupo le hacía ir más despacio de lo que sería su deseo. Entendemos sus ganas de vaciarse cada jornada, pero es un tipo sensato y se da cuenta de que ir con otros tiene grandes ventajas ya que se viven cosas que yendo solo no se vivirían. El precio que hay que pagar por esa compañía en este caso afecta a la velocidad en que se desarrollan las etapas y eso le está costando un poco asimilarlo. Sin embargo no pierde el norte y tiene claro que lo principal es llegar a Santiago y que lo de los récords debe quedar para otra ocasión. Hoy, sin embargo, ha podido dar rienda suelta a toda su potencia durante los 102 kilómetros que hemos pedaleado entre Carrión de los Condes y el CRE de San Andrés de Rabanedo, lugar en el que nos alojamos. Como esa burrada de kilómetros era mucho para Juanda, Borja y Ana, decidimos fraccionar el recorrido para unos y dejar disfrutar al otro. A las 07:30 en punto Iván, Silvia y yo salíamos del albergue Espíritu Santo de Carrión y enfilábamos la N-120 hacia León. Una hora y pico más tarde, el resto del equipo se ponía en marcha en las furgonetas para alcanzamos en Sahagún, lugar en el que empezarían a pedalear con la intención de llegar todos juntos a León. Ese era el plan y así se ha llevado a cabo. El encuentro se ha producido en el cruce de la 120 con el puente que lleva a Calzada del Coto, es decir, 46 kilómteros después de haber empezado la jornada. Iván, muy aficionado a las medias de pedaleo, nos ha dicho que hemos rodado a 32’1 km/h de promedio. La segunda parte ha sido un poco más lenta porque hemos ido acompañados por los demás y por dos colegas de él de BENAVENTE, Abel y Carlos. Ellos, ciclistas del equipo o peña La Casa de la Bici de la Bañeza, nos han escoltado y empujado en las zonas más delicadas. Un aplauso por su magnífica forma física y nuestro agradecimiento por su ayuda. Ya en la entrada de León nos esperaban la esposa de Abel, auxiliar de enfermería en el CRE, y su peque de algo menos de dos años, las dos en bici también.

En estos momentos, aunque aún seguimos en León, podemos decir que ya ha empezado el último tramo de este largo y fantástico DisCamino. Esta tarde han llegado Álex, Jairo y Xabela, los copilotos que faltaban del grupo que va a llegar a la plaza del Obradoiro. Ellos tres, junto a sus madres respectivas, Nuria, Emi y Olalla, además de la hermana de Jairo y la de Álex, María y Xoana, y de nuestro piloto Koko, forman junto a Germán, asistente de JuanDa, la expedición recién llegada. Siempre una bienvenida va acompañada de una despedida y en este caso han sido Silvia, Luluxa y Ramón los que nos han dejado. Las lágrimas que han vertido los que se han ido y el vacío que nos han dejado, han eclipsado un poco la alegría del recibimiento. Os vamos a echar mucho de menos”.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.