COMARCAGALERÍA

GALERÍA | Tirachinas intergeneracional para hacer pueblo

La Comisión de Fiestas de Santa Croya de Tera promovió este mediodía el I Campeonato de Tirachinas en el marco del programa de festejos de la Sacramental

¿Quién no ha probado en alguna ocasión hacer puntería con el tirachinas?. La gente de mediana edad y los mayores saben mucho de eso, porque este juego servía no sólo para demostrar las habilidades más certeras, sino también para la competición bélica entre mozalbetes.

Provistos de un tirador o tirachinas, a base de una rama auto fabricada en horquilla, a cuyos extremos se sujetaba una goma o tira elástica, niños y mayores lanzaban chinas, pequeñas piedras, o cualquier pequeño objeto contra una improvisada diana. ¡Cuántas horas de entretenimiento haciendo puntería!. Entonces no había móviles ni tablets. El ocio divertido, impregnado de una sana rivalidad, propiciaba encuentros, reunía compañeros y alimentaba amistades.

Y en el pueblo de Santa Croya de Tera han querido que estos instrumentos no se pierdan, menos aún el ritual del lanzamiento de la china con el tirador. Una singular competición de tirachinas ha provocado todo un revulsivo en el vecindario. Se trataba de organizar el primer campeonato de tirachinas. Así que manos a la obra. Había que fabricar las horquillas, algunos optaron por la compra. Que para eso también se venden con material prefabricado.

La Comisión de Cultura y Festejos de Santa Croya, el Ayuntamiento, Comercial de Ferretería Carbayo y Fuminor han hecho posible que la iniciativa fraguada hace tiempo y para llevarse a cabo en la Fiesta de la Sacramental, este domingo 2 de junio, se hiciese realidad.

Así que había que establecer unas normas para el tiro y buscar un escenario adecuado. El frontón fue el lugar elegido este mediodía para organizar el I Campeonato de Tirachinas de Santa Croya de Tera. Se fijaron dos categorías de participantes, una de adultos mayores de 13 años y otra de niños menores de los 13 años.

A una distancia de 10 metros, el tirador lanzaba munición libre, con preferencia bolas de rodamientos, sobre discos metálicos sujetos con un imán. Dos rondas de 10 disparos cada una para determinar el tirador que más dianas hubiese acertado.

Se trataba de un juego, de mostrar las habilidades de puntería. Pero, sobre todo, de utilizar este concurso intergeneracional como fomento de la convivencia, de reivindicar juegos tradicionales, de hacer pueblo. Y vaya si se logró, porque llegaron a participar, entre niños y mayores, casi el centenar de personas.

Fotos: Comisión de Fiestas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.