DEPORTES

El C.D Benavente matemáticamente campeón al ganar al Villaralbo

El Racing estuvo a punto de sufrir un disgusto tras ir ganando 3-0 ante un San Cristóbal que llegó a empatar a tres.

C.D VILLARALBO B 1.- Alejandro, Miguel Ángel, David, Samuel, Aarón, Daniel, David, Eric, Lunghi, Ropero e Iván.

C.D BENAVENTE 3.- Rubén Luceño (Javi), Rafa (Rubén), Héctor, Jorge, Miguel, Óscar Robles, Marcos, Mario (Carlitos), Rodri (Perico), Cobreros y Unai (Rafa Vega).

Árbitro.- Vicente Franqueira.

Goles.- 0-1 Rodri (11´), 0-2 Miguel (36´), 1-2 Iván (66´), 1-3 Rubén (85´).

No es quizá el ascenso que Benavente se merece pero es el que corresponde celebrar a un club que en los últimos años ha dado una de cal y otra de arena y que desde su descenso de la tercera división ha perdido el rumbo. De la mano de Dani González y con un ramillete de jugadores que esta temporada se lo han tomado en serio han conseguido devolver, a medias la alegría a los aficionados tomateros que quieren que este ascenso suponga el primer paso de un peldaño para retornar al club al punto en el que merece estar. Un punto le hacía falta al C.D Benavente para proclamarse campeón de liga 2017-2018 y por si acaso sumó los tres en juego. Fue un partido cargado de nervios en el que el equipo local puso toda la carne en el asador para evitar que el Benavente saliera campeón de su estadio.

Sin embargo, el equipo de Dani González sabía lo que se jugaba en este evento y no titubeó en ningún momento a pesar de las ocasiones que se estaban teniendo. Dos goles en la primera mitad dejaban muy encarrilado el partido de cara a los segundos cuarenta y cinco minutos. Rodri y Miguel, los gemelos tomateros, se citaron con la historia de este club para que en el minuto 11 y en el 36, en sendos goles de ambos, poner el marcador de lado de su equipo.

El cuadro de Dani mandaba en el partido y en el marcador e incluso el capitán Rafa se permitía el lujo de marrar un penalti que hubiera supuesto el 0-3. De ese posible marcador se pasaba a la incertidumbre cuando Iván conseguía acercar a los suyos con un gol que albergaba esperanzas en los locales de ser el segundo equipo en ganar al Benavente.

Solamente fue un espejismo y el Benavente siguió mandando en el partido hasta el punto de conseguir un tercer tanto definitivo que aliviaba definitivamente a la expedición tomatera que tras el pitido final celebraba el título con los aficionados desplazados hasta Villaralbo en una fiesta que tendrá continuación este sábado en el Luciano Rubio con el equipo ya con el cartel de Regional de Aficionados y con entrada gratuita.

Sobresaliente, por lo tanto, para todo el entorno que ha rodeado al C.D Benavente que ya trabaja con la mente puesta en la Regional de Aficionados y donde su entrenador debe de jugar un papel importante de cara a seguir dando esos pasos que en su momento se dieron hacia atrás. Trabajo por lo tanto queda por delante para aburrir.

 

RACING CLUB BENAVENTE 4.- Diego, José Cid, Peque, Ledo, Blandi (Pablo Voces), Adrián (Kike), Modes, Milo (Josico), Víctor, Tosko (Jáñez) y Mario Bolaños.

C.D. SAN CRISTÓBAL 3.- Pablo, Álvaro, Adrián, Gonzalo, Marcos, Eduardo, Jorge Merino, Samuel, David (Hugo), Iván y Diego.

Árbitro.- Fraguas Cruz. Amonestó con cartulina amarilla a los jugadores locales Modesto, José Cid, Pablo Voces, Ledo, Víctor  y al visitante Diego. Expulsó por doble cartulina amarilla al jugador visitante Marcos (90).

Goles.- 1-0 Adrián (39´), 2-0 Víctor (45´), 3-0 Pablo Voces (66´), 3-1 Eduardo (71´), 3-2 Marcos (77´), 3-3 Diego (80´), 4-3 Jáñez (82´).

Los primeros minutos del encuentro fueron de tanteo por parte de los dos equipos, sin acciones que destacar, hasta que el conjunto local tomó las riendas del partido realizando un buen juego combinativo y una buena presión alta ante la salida de balón del C. D. San Cristóbal, que jugando con mucha intensidad, lo intentaba especialmente a través del juego directo y contraataques. Los benaventanos tenían mayor posesión del balón, llegaban algo más al área rival y con el paso de los minutos fueron teniendo mayor profundidad. Fruto de ello, Mario Bolaños dispondría de dos buenas ocasiones desde fuera del área que no supo aprovechar, Tosko no finalizó una buena oportunidad dentro del área, Modesto pudo ser objeto de un penalti que el árbitro no señaló y Milo, tras realizar una gran maniobra dentro del área ante dos defensas visitantes, tiró fuera por poco ante la salida del portero visitante Pablo cuando se cantaba gol en la que fue la mejor ocasión de los locales hasta ese momento.  Por su parte, los visitantes apenas inquietaron al portero local Diego, tan solo en un tiro de Eduardo desde la frontal del área y un disparo cruzado de Marcos al finalizar un contraataque que se fueron fuera por poco.

Los racinguistas controlaban el partido y parecía que era cuestión de tiempo que llegara su gol. Así fue, en el minuto 39 Adrián ponía el 1-0 en el marcador al rematar un centro al segundo palo de Mario Bolaños desde la banda izquierda. El Racing se vino aún más arriba y apretó en el último tramo de la primera parte provocando numerosas faltas y en una falta al borde del área, Tosko sería el encargado de ejecutar el lanzamiento de la misma para que Víctor rematara de cabeza en el segundo palo y pusiera el 2-0 en el marcador, resultado que hacía justicia para el juego desarrollado en el primer tiempo por parte de los dos equipos.

Ya en la segunda parte, el Racing continuó dominando el juego y llegando con frecuencia al área rival. Milo estuvo a punto de marcar el tercer tanto para los benaventanos tras un buen centro de Mario Bolaños desde la banda izquierda pero su remate se fue desviado por poco y Modesto de nuevo pudo ser objeto de un penalti que el trencilla no señaló.

El conjunto local realizó varios cambios para dar minutos a todos sus jugadores, y especialmente las entradas de Jáñez y Josico darían aire fresco al ataque benaventano, llevando más peligro al área rival. De esta manera, en una buena jugada colectiva racinguista liderada por Jáñez y Josico en la banda derecha, finalizaría con centro del delantero Josico al segundo palo para que el lateral Pablo Voces rematara a gol al anticiparse a un defensa visitante para colocar el 3-0 en el marcador en el minuto 66.

Los benaventanos continuaron dominando el encuentro pero llegado el minuto 75 el partido cambió de rumbo al marcar el primer gol el C.D San Cristóbal tras lanzar Eduardo un buen libre directo desde la frontal del área en el que el portero Diego pudo hacer algo más. El gol dio alas a los visitantes que dos minutos después volverían a marcar tras ejecutar Marcos otro gran libre directo desde la frontal del área. Los visitantess se lo creyeron y se fueron al ataque, y acto seguido, en una buena jugada combinativa visitante y tras varios errores encadenados de los centrocampistas y defensas benaventanos en el carril central, el centrocampista Diego se encontraría con un buen balón dentro del área para poner el 3-3, igualando así el partido en apenas cinco minutos.

Pese a ese tramo fatídico para los locales, el Racing se fue en busca de la victoria, y tan solo dos minutos después Jáñez remataría a gol en el primer palo un buen saque de esquina botado por Modesto para adelantar de nuevo a los benaventanos. Con el 4-3, el delantero local Josico pudo poner la puntilla al C. D. San Cristóbal en uno contra uno ante el portero visitante Pablo pero la vaselina del atacante racinguista pegó en la cruceta. En los últimos minutos, el C. D. San Cristóbal lo intentó como pudo pero su delantero Marcos fue expulsado y el Racing Club Benavente supo sufrir para llevarse los tres puntos al ganar 4-3 y sumar así todos sus partidos de la segunda vuelta en casa como victorias.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.