DEPORTES

Al Benavente juvenil se le fueron los tres puntos en los últimos minutos

Una pena máxima por manos pegadas al cuerpo y un fuera de juego que acababa en gol dieron la victoria al Helmántico.

C.D F. HELMÁNTICO 4.- Mario, Carlos (Pablo), Iván, Diego Juan, Diego (Ishaac), Germán, Alberto (Rodrigo), Cereceda (Raúl), José, Enrique e Isma (Aarón).

C.D BENAVENTE 3.- José Luis, Óscar Coomonte, David (Alberto), Trucho, Nené, Omar (Guti), Tato, Sergio, Diego (Luis), Rodrigo y Adrián.

Árbitro.- Sánchez Delgado auxiliado en bandas por Vicente Ávila y Martín González. Amonestó al local Carlos.

Goles.- 1-0 Diego Juan (21´), 2-0 Isma (29´), 2-1 Adrián (40´), 2-2 Guti (75´), 2-3 Tato (81´), 3-3 Germán de penalti (84´), 4-3 Aarón (89´).

Partido de esos raros en los que tan pronto era un equipo el que llevaba la batuta del choque como que de golpe y porrazo pasaba al contrario. Lo mismo sucedía en el marcador, aunque desgraciadamente para la expedición tomatera se pasaba del todo a la nada en el último suspiro que hubiera dado un empujón casi definitivo a los de Miguel Ángel Nuevo por la salvación. “Da rabia porque el partido lo teníamos amarrado y por el instinto de ganar al final se nos va”, comentaba Miguel Ángel Nuevo.

Los locales salieron con un trepidante ritmo en la primera media hora que ponía muy a prueba el estado físico de los benaventanos y si serían capaces de aguantar ese ímpetu local. También eran sabedores de que si lo conseguían superar, los charros podía acusarlo más tarde como así fue. Así y todo, los tomateros salieron muy tensos como con miedo al partido.

En esa primera media hora los locales habían conseguido encontrar la portería benaventana en dos ocasiones pudiendo incluso poder haber hecho algún tanto más. Sin embargo solamente los goles de Diego Juan y de Isma se vieron en el marcador local en esa primera mitad. Adrián en una jugada rápida por banda metía al equipo tomatero que estaba empezando a tomar las riendas antes del descanso y su gol en el 40 albergaba esperanzas de algo más en la segunda parte.

En la segunda mitad, los locales volvían a intentar poner una velocidad más al partido hasta que fue el Benavente el que tomó totalmente la iniciativa y en dos acciones casi seguidas daba la vuelta al marcador con goles de Guti y Tato a falta del nueve para el final.

Luego en esos minutos dos jugadas polémicas tumbaron las ilusiones de los tomateros cuando unas manos pegadas al cuerpo se señalaron por parte del línea, ya que el árbitro principal no las señalaba, que cubría la defensa benaventana como manos en una pena máxima que empataba el partido a falta de seis.

La victoria para el Benavente era buena y el empate no era del todo mal, pero un barullo en el área en el último minuto acaba en gol de Aarón que de esta manera dejaba al juvenil tomatero sin puntuar. Una acción ésta que fue protestada por el equipo benaventano por fuera de juego del autor del tanto pero que no serviría para nada.

Al juvenil de Miguel Ángel Nuevo le restan cinco jornadas que son cinco finales y, al menos, cinco puntos para salir airosos de esta temperada ya que los rivales que vienen por debajo están cada vez más cerca. El problema es que los próximos emparejamientos son ante equipos de arriba de la tabla como Santa Marta (primero), Unionistas (segundo), Bembibre (tercero), Rondilla y Zamora (cuarto). Santa Marta, Bembibre y Rondilla serán en Alonso Pimentel y Unionistas y Zamora fuera.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.