SOCIEDAD

Dos investigados por delitos de estafa dentro de la “Operación Taxistencia”

Los investigados, que se hacían pasar por empleados de compañías de seguros, estafaban a taxistas del ámbito rural.

Sobre mediados del mes de abril del año 2016, la Guardia Civil de Zamora tiene conocimiento de la existencia de varias estafas cometidas a taxistas del medio rural. Concretamente personas que se hacen pasar por empleados de compañías de seguros, solicitan a los taxistas servicios de traslado y recogida de viajeros y también la compra de billetes de avión.

Posteriormente estas personas anulan el servicio de recogida o traslado de los pasajeros, pero no la compra de los billetes de avión (que resultaban ser falsos), los cuales han sido abonados en metálico por los taxistas.

A raíz de estos hechos, la Guardia Civil de Zamora inicia la “Operación Taxistencia”, comprobando que estafas con este mismo “modus operandi”, se estaban produciendo también en otros puntos de España.

El “modus operandi”

Principalmente durante los fines de semana, taxistas del medio rural de diferentes puntos de la geografía española, reciben llamada telefónica de una persona que se hace pasar por “delegado de asistencia en carretera” de una compañía aseguradora. Le solicita con urgencia un servicio de traslado de viajeros a un aeropuerto y la compra de billetes de avión. Para dar mayor credibilidad realiza la confirmación de la solicitud mediante correo electrónico (falso), con documentos simulados de la compañía aseguradora. Una vez que los taxistas han recogido y abonado al estafador el importe de los billetes de avión, no vuelven a saber nada más de el y al dirigirse a la compañía, ésta desconoce el servicio solicitado.

La estafa

Creado el engaño y con una buena dosis de credibilidad a través de los documentos simulados y el correo electrónico falso, el estafador insiste en la urgencia del servicio e impone al taxista unas condiciones imposibles de cumplir, exigiéndole la recogida de los billetes en un tiempo del que no dispone. De esta manera el estafador propone al taxista la posibilidad de que otro chofer pueda adquirir los billetes en el aeropuerto y posteriormente se los entregue en mano a su llegada. Una vez aceptado el trato, el taxista recoge los localizadores de los billetes de avión de mano de su “compañero” (el propio estafador que se hace pasar por taxista además de empleado de la empresa de seguros) y le abona el importe en metálico (hasta 850€).

Posteriormente el taxista estafado recibe llamada telefónica cancelando el servicio, con instrucciones para que facture el servicio de taxi y los billetes de avión a través de una cuenta de correo (falsa). Pasado un tiempo y al no recibir el abono del servicio, el taxista llama a los teléfonos desde los que el estafador se había puesto en contacto con él, pero estos están apagados o fuera de cobertura continuamente. Finalmente se pone en contacto con la compañía aseguradora confirmándole ésta que ese servicio no ha sido contratado por ellos y que no es real.

Otros delitos

Se ha podido comprobar que las numeraciones de los localizadores de los billetes de avión no se corresponden con las obrantes en las bases de datos de las compañías aéreas, siendo estos simulados. Por estos hechos la Guardia Civil además de investigar a esta persona como supuesto autor de un delito de estafa, también lo ha hecho como supuesto autor de un delito de falsedad documental.

Los estafadores tenían todo perfectamente planificado, así utilizaban teléfonos con tarjetas de prepago, desde los cuales realizaban las llamadas a los estafados. Estos teléfonos fueron adquiridos a nombre de personas de nacionalidad extranjera, con la finalidad de imposibilitar la relación de los mismos con los autores de la estafa. Otro ha sido adquirido a nombre de una identidad inexistente, por lo que la segunda persona investigada por el delito de estafa, lo es también como supuesta autora de un delito de falsedad de documento de identidad.

La Guardia Civil no ha cerrado todavía la práctica de diligencias de investigación, y continúa con las mismas, al objeto de determinar la posible implicación de alguna de estas personas en otros ilícitos penales, así como, de posibles colaboradores que de alguna manera hayan podido facilitar la acción delictiva de los anteriores en estos u otros hechos.

De igual modo recomienda a los trabajadores del taxi que reciban algún encargo de servicio de este tipo, que lo verifiquen a través de la central de la compañía aseguradora, antes de realizarlo.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Oviedo.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.