OTRAS NOTICIAS

La DGT intensifica la vigilancia del transporte escolar durante esta semana

Desde hoy y hasta el viernes 8 de febrero, los autocares dedicados al transporte escolar serán objeto de vigilancia por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, dentro de las campañas de seguridad vial que anualmente realiza la Dirección General de Tráfico para prevenir accidentes en este tipo de transporte.

Durante los cinco días de duración de la misma, los agentes intensificarán las inspecciones, comprobando que las autorizaciones y documentos que
deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del
servicio. Asimismo, los agentes verificarán que las condiciones técnicas y
elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así
como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como
son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.
La seguridad es la máxima prioridad en este tipo de transporte y las cifras
de siniestralidad anuales reflejan que éste es un sector seguro,
especialmente, si se toma como criterio de comparación el número de
fallecidos por viajero –kilómetro recorrido.

Asimismo, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte
escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o justo en
los instantes inmediatos. En muchos casos se trata de atropellos causados
por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los
padres. Para evitar este tipo de accidente se recomienda a los padres
respetar las paradas, ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

EDUCANDO EN EL BUS ESCOLAR
Los trayectos de casa al colegio pueden ser buenos momentos para que el
adulto que acompaña a los menores les recuerde algunos mensajes sobre
seguridad vial, tales como:

  • No pararse nunca detrás del autobús.
  • Esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros
  • por delante.
  • Dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto, si
  • éste lo lleva instalado.
  • No correr al llegar al autobús, ni al salir.
  • Obedecer al conductor y al monitor.
  • Además los padres deben comprobar la seguridad de los autocares en los que se desplazan sus hijos, solicitar al centro la contratación de autocares con cinturones y comprobar que un monitor acompaña a los niños durante el trayecto.
Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.