DEPORTES

Discamino e Iván Bragado dejan atrás el puerto «más cómodo»

La tercera de las etapas fue algo “más relajante” para Discamino e Iván Bragado. La subida al Col du Telegraph suponía el más corto de los previstos en ruta, quizá con la mirada puesta en lo que está por llegar, Croix de Fer o el Galibier. “De la etapa de hoy poco que contar. Llegue a la cumbre del puerto y poco más. Quince kilómetros y muy tendido. Pero a estas alturas, bien, perfecto, un puerto tan fácil. Gracias a mi piloto Lino Portela que siempre va con gasolina súper”.

DISCAMINO-2019.12 … LOS ALPES … COL DU TELEGRAPH … 1.566 m de altitud … 12.1 km de ascensión … 7% de pendiente media. Por Javier Pitillas.

Esta mañana nos hemos decantado por el puerto más corto de los que nos quedaban, el Col du Telegraph, antesala del coloso Galibier. Lino salió con Iván, Calis con Chema, Silvia y Miguel como bici de apoyo con Borja y Xabela conmigo.

Puede parecer una broma o sonar muy pretencioso decir que no ha tenido historia, pero esa es la realidad. Lo más destacado ha sido que los dos más jóvenes, Xabela y Borja, han vuelto a subir el puerto entero y, sobre todo, que nuestro Lino lo ha subido una vez y media. ¿Qué cómo es eso posible? Muy sencillo: primero ha subido con Iván, lo ha dejado arriba, se ha dejado caer hacia abajo en el triciclo, ha recogido a Olalla a falta de 5 kms para el alto, han bajado un poco más y han puesto el triciclo de nuevo rumbo a la cumbre.

Así pues, hoy madre e hija han hecho cima en el Telegraph. Fotos para todos, bocata y de vuelta al camping con una muesca más en los manillares. Por la tarde paseo por Saint Jean de Maurienne con un momento muy especial: la visita a la catedral. Ha sido una coincidencia porque desde fuera parece poco más que una parroquia de barrio, pero al entrar te das cuenta de lo sencillamente hermosa que es. Pero lo mejor estaba aún por suceder.

Me explico. Entro, me parece digna de ver, salgo fuera y les sugiero a los demás que entren. Cogemos a Iván entre dos y le bajamos con la silla de ruedas los 8 escalones de la entrada y justo al dejarlo en el suelo, aparece el cura. Nos dice con una sonrisa que iba a cerrar, pero, tal vez por vernos con la silla, añade que no nos preocupemos, que podemos visitar tranquilamente la iglesia y que nos va a abrir una puerta para salir por una rampa adaptada. Le damos las gracias y comenzamos una visita rápida, un poco apurados por el hecho de estar fuera de hora.

El buen hombre, al darse cuenta de que Xabela no ve, se nos acerca de nuevo y nos invita a ir hasta el coro situado detrás del altar para que nuestra peque pueda tocar la sillería y ver con sus manos la enorme cantidad de relieves de animales y distintos objetos que la decoran. Ha sido un momento muy chulo que agradecemos de veras al sacerdote de la catedral de San Juan Bautista de Saint Jean de Maurienne.

Y para terminar el NOTICIÓN de la jornada: nos ha aparecido en el camping nuestra queridísima Antonia, gerente del famoso Albergue VISCONTI de Albissola Marina. Nos ha supuesto una alegría enorme volver a verla, máxime si tenemos en cuenta que lleva desde 2014 acompañando cada verano a DisCamino en alguno de nuestras aventuras y en 2019 aún no la habíamos visto.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.