COMARCA

El Papa nombra a Mons. Jesús Fernández obispo de Astorga

La Santa Sede ha hecho público a las 12.00 h. de hoy, lunes 8 de junio, que el papa Francisco ha nombrado a Mons. Jesús Fernández González obispo de Astorga. Así lo ha comunicado la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española (CEE). Mons. Fernández González es en la actualidad obispo auxiliar de Santiago de Compostela.

La sede de Astorga estaba vacante tras el fallecimiento de Mons. Juan Antonio Menéndez Fernández el 15 de mayo de 2019. Ha estado al frente de la diócesis, como administrador diocesano, el sacerdote José Luis Castro Pérez.  

Mons. Jesús Fernández, obispo auxiliar de Santiago de Compostela desde 2014

Mons. Jesús Fernández González

Mons. Jesús Fernández González nació en Selga de Ordás (León) el 15 de septiembre de 1955. Cursó estudios en el seminario menor y mayor de León. Fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1980. Posteriormente obtuvo la Licenciatura en Filosofía por la Universidad Pontificia de Salamanca (1990-1992), donde ha realizado así mismo los cursos de Doctorado en esta materia.

Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis de León. Fue párroco de Senra de Omaña (1980-1982); y después en Villaquilambre, formador y profesor en el seminario menor San Isidoro (1982-1987) y rector de este seminario (1987-1990). Tras cursar estudios en Salamanca, regresó al seminario menor como profesor, formador y director espiritual (1992-1997). También fue párroco de Cuadros y formador en el seminario mayor San Froilán (1997-2003), Vicario episcopal de Pastoral y del Clero (2003-2010) y Vicario General y del Clero (2010-2013). Profesor del Centro Superior de Estudios Teológicos (1992-2013 ) y del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (2001-2013). Además, fue director del periódico diocesano “Iglesia en León” y capellán, durante quince años, del equipo de fútbol Cultural y Deportiva Leonesa S.A.D. Formó parte del Equipo de Asesores de Vicarios Generales y de Pastoral de la Comisión Episcopal de Pastoral de la CEE.

El 10 de diciembre de 2013 fue nombrado por el papa Francisco obispo auxiliar de Santiago de Compostela. Recibió la consagración el sábado 8 de febrero de 2014.

En la Conferencia Episcopal Española es presidente de la Subcomisión Episcopal de Acción Caritativa y Social desde marzo de 2020. Ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral Social (2014-2020) y de Pastoral (2014-2017).

MENSAJE DE SALUDO A LA DIÓCESIS DE ASTORGA

Al Administrador Diocesano de la diócesis de Astorga, a los sacerdotes, a los consagrados/as, a los seminaristas, a los fieles laicos.

Queridos hermanos y hermanas en el Señor Jesucristo:

Mons. Jesús Fernández González, obispo electo de la Diócesis de Astorga

Enterado de mi designación como Obispo de esa querida Diócesis de Astorga por S.S. el Papa Francisco, deseo hacer llegar al Administrador Diocesano D. José Luis Castro Pérez y a toda la comunidad diocesana un saludo lleno de afecto fraternal. Mi consagración a Dios y mi servicio eclesial por el ministerio episcopal se dirigen desde ahora a esa Iglesia particular. Con el temor y temblor propios del que es consciente de su fragilidad, pero también desde la confianza que da saber que el Señor nunca abandona a los que llama a su servicio, os ofrezco desde este momento mi persona y mi servicio.

Mi pensamiento y mi corazón se aproximan en primer lugar a los pobres y enfermos, los preferidos del Señor y, en especial, a aquellos que han visto agravada su situación por la pandemia que venimos sufriendo durante estos últimos meses: los enfermos afectados por el COVID-19 y otras enfermedades crónicas, los discapacitados, aquellos que lloran a sus seres más queridos de los que ni siquiera pudieron despedirse, los que carecen de hogar, los que no tienen trabajo ni recursos económicos para vivir una vida digna, las personas que viven en la soledad, los emigrantes y refugiados… Un corazón discipular que quiere latir al unísono con el del Buen Samaritano, no puede por menos de conmoverse y trazar un camino que pase a su lado para ayudarles a levantarse y acompañarlos a la posada de la inclusión, de la fe, de la vida comunitaria y eclesial.

Muchos de vosotros, queridos diocesanos, tenéis este corazón y vivís este compromiso. Os imagino en las numerosas Cáritas parroquiales e interparroquiales, en los hospitales, en las residencias de ancianos… Cargáis sobre vuestros hombros a todos los heridos que encontráis en el camino. Sois para la sociedad y para la Iglesia un ejemplo a seguir. Que Dios os lo pague. ¡Muchas gracias!

Con afecto fraternal, quiero saludaros también a vosotros sacerdotes y, en particular, a los mayores y enfermos que nos sostenéis con vuestra oración y servicio permanente, al Cabildo catedral, a las comunidades religiosas y demás institutos de Vida Consagrada, a los seminaristas y a los miembros de los movimientos, asociaciones y grupos de Apostolado Seglar. En mi condición de pastor de la grey astorgana, me sitúo ya a vuestro lado y os convoco para edificar una Iglesia cada día más espiritual y evangélica, más misericordiosa y misionera, más sinodal y esperanzada; también para colaborar con el Señor en la transformación de este mundo herido por la injusticia y la desigualdad.

Pongo mi persona y ministerio en las manos del Señor, confiando en vuestras oraciones y en la intercesión de la Santísima Virgen y de nuestro Patrono Sto. Toribio. Podéis contar también con mis plegarias, en las que pediré de un modo especial la pronta recuperación de nuestro querido Obispo Emérito Mons. Camilo Lorenzo. Espero encontrarme pronto con vosotros, junto a la tumba de mi predecesor, el amado y añorado Mons. Juan Antonio Menéndez. Que el Señor os bendiga. Un saludo fraterno.

SALUDO DE BIENVENIDA DE LA DIÓCESIS A MONS. JESÚS FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, OBISPO ELECTO DE ASTORGA POR JOSÉ LUIS CASTRO PÉREZ (Administrador Diocesano de Astorga):

Al conocer la noticia de la elección que el Papa Francisco ha realizado en la persona de Mons. Jesús Fernández González como obispo de Astorga, quiero expresar, en nombre de toda la diócesis, nuestra más profunda alegría y hacerle llegar un entrañable saludo de bienvenida al nuevo pastor que viene a caminar con nosotros en la fe.

Como el sucesor de los Apóstoles que hace el número 138 de los prelados de esta milenaria iglesia particular asturicense, lo recibimos con el gozo del que viene a ofrecer “su persona y su servicio», tal y como él mismo nos dice en su carta de saludo a esta diócesis de la que pronto tomará posesión. Los diocesanos que vivimos nuestra fe en estas tierras leonesas, orensanas y zamoranas nos ponemos a su lado para colaborar con él en la nueva tarea que el Santo Padre le ha encomendado realizar en esta iglesia particular de Astorga, cuya sede episcopal estaba vacante y esperaba un nuevo pastor desde hace más de un año, tras el inesperado fallecimiento del anterior obispo Mons. Juan Antonio Menéndez, al que seguimos recordando con emoción y gratitud.

Con gozo recibimos al nuevo obispo que será para nosotros y con nosotros maestro, sacerdote y pastor, quien viene para manifestar con su vida y ministerio episcopal el amor, la misericordia de Dios en medio de los suyos.

Al mismo Señor le rogamos que llene a nuestro nuevo obispo D. Jesús de fe, esperanza y caridad porque sólo así, reflejando la vida de Dios, será veraz y eficaz con sus fieles, coherente y creíble para los más alejados, atento y cercano con los necesitados. Que enraizado en Cristo, siempre unido a la Iglesia, sostenido por la fuerza de la oración y la devoción a la Virgen, renueve cada día su vocación a servir a esta milenaria Iglesia diocesana. Su solicitud pastoral sostendrá cada día su determinación de gastar su vida en favor del pueblo de Dios que se le ha confiado en este nuevo momento de su vida.

Estamos convencidos que encontraremos en él, lo que la comunidad cristiana espera de su Obispo: un hombre de fe, con confianza absoluta en Dios, fiel a la verdad y promotor de la justicia, con la sabiduría recibida del cielo para saber interpretar los signos de los tiempos y afrontar, con la fuerza constante del Espíritu Santo, los desafíos que le esperan a nuestra diócesis de Astorga en los próximos años.

Al darle la bienvenida, tendemos nuestras manos y nuestro corazón a D. Jesús para ayudarle a desarrollar su ministerio con fortaleza y humildad, lleno de rica humanidad que le haga sensible a las alegrías y sufrimientos de su gente, administrando con piedad los sacramentos de la Iglesia y solícito siempre de los más necesitados, tal y como reza su lema episcopal “evangelizare pauperibus”.

Que el ejemplo y la ayuda de nuestro patrono Santo Toribio y de los demás obispos santos que le han precedido en el gobierno de esta diócesis apostólica de Astorga acompañen siempre a nuestro obispo electo Mons. Jesús Fernández y le impulsen a cumplir con alegría y entusiasmo su responsabilidad pastoral en medio de nosotros.

Etiquetas
Ver más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.