DEPORTESSIN CATEGORIA

A la expedición de Discamino le toca madrugar para paliar la ola de calor

Las salidas de las etapas han tenido que ser modificadas para llegar antes a destino evitando las altas temperaturas.

Etapa de madrugones y nuevamente calor, mucho calor que está empezando a hacer mella en lo psicológico de la expedición de Discamino. La aventura francesa está siendo casi como si esta se desarrollara en el Sahara y ello hace que las etapas haya que reanudarlas lo antes posible para evitar el calor que además se suma del asfalto que parece derretirse al paso de los triciclos y los numerosos usuarios de las vías sobretodo en zona de playa.

DÍA 19°.- MADRUGÓN CONTRANATURA

“Seguimos con altísimas temperaturas en esta parte de Francia y continuamos recibiendo tanto cariño por parte de las instituciones de DomusVi y de sus trabajadores que no sabemos de qué modo agradecer tantas atenciones. Cómo ya comentamos ayer, la jornada la pasamos en su residencia Cannes Seren, sita en la famosa ciudad del aún más famoso festival de cine. Si todo lo que habíamos recibido ayer ya nos parecía mucho, podéis imaginar la cara que se nos ha quedado esta mañana cuando han venido a las 04:40 a decirnos que teníamos el desayuno preparado y qué desayuno, madre mía. Ya nos había dicho anoche Nathalie, la directora, que no pensaba dejarnos salir a pedalear sin un buen aporte de energía, y a fe que lo ha cumplido. Tristemente, el mismo calor que nos tiene aplatanados (uso la palabra que ayer empleó Iván para autodefinir su estado físico) va a hacer que modifiquemos ligeramente la distribución de las etapas y, sobre todo, los desplazamientos previstos entre los finales e inicios de las mismas para alojarnos en tres de las restantes cuatro residencias de la cadena. Lo que sobre el papel parecía muy fácil, porque ya lo habíamos hecho otras veces, es decir, finalizar la etapa en la bici y moverse en furgoneta 30, 40 o 50 kilometros hasta el lugar de pernocta, se convierte sobre el terreno en algo inviable a causa del calor, y más en esta zona híper turística en estas fechas de agosto. ¿Motivos? Acabar ardiendo de pedalear bajo un sol de justicia y meterse en el horno que es la furgoneta durante más de una hora (ayer fue una hora y media a causa de los atascos de las playas) es algo que acaba con cualquiera. Por otra parte, teniendo en cuenta que para empezar hoy había que retornar al punto en el que ayer acabamos y que había que estar sobre la bici como muy tarde a las 06:30 para huir del calor, no nos ha quedado otro remedio que abrir los ojos y saltar de las esterillas a las 04:30. Eso puede tolerarse un día, pero obligar al equipo a hacerlo de modo continuado puede llegar a poner en peligro el éxito de la aventura.

Llegados a este punto tengo que hacer un alto y romper, no una lanza sino una docena de ellas, a favor de José Luis. Si ya estaba dejándose la piel por el equipo en el día a día, cuidándonos, esperándonos, haciendo las compras, cocinando, conduciendo…lo de hoy ha sido el no va más. Se ha levantado a las 04:30 con todos, nos ha llevado en la furgoneta a Iván, a Silvia, al triciclo y a mi a FREJUS para retomar la ruta donde quedó ayer, ha regresado a Cannes a por Faty y Paula, ha cargado con su ayuda la furgo, segundo triciclo incluido, y ha conducido hasta alcanzarnos a 20 kilometross de Brignolés, final de etapa de hoy. Un esfuerzo físico y mental que agradecemos todos los que nos hemos sentido protegidos por él desde la primera vez que vino a un DisCamino. Martín, que viva el padre que te parió (sentido figurado, claro está).


Así pues, ha tocado tirar de reservas y buscar alojamientos de pago en los lugares de final de trayecto para dar un descanso más completo a pilotos, copilotos y conductor. Alguien podrá pensar que por este motivo vamos a tener que apretarnos el cinturón en otras cosas, y cierto es, pero que nadie se alarme, que aún nos quedan víveres de los que nos facilitaron los colaboradores secretos de DisCamino, léase Aguas de Mondaríz, Carrefour, Gadis, Coca-Cola España de Vigo, Cash IFA de Benavente… Y si se nos acabaran, asaltaríamos la maleta de las barritas y los geles de Iván, que parece la maleta de Sport Billy, que por mucho que saques nunca se vacía”.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.