DEPORTES

El juvenil del C.D Benavente se topa con un mal arbitraje ante el Ejido

Los de Miguel Ángel Nuevo pudieron colocarse con un 0 a 2 en el primer tramo del partido en dos penas máximas no señaladas y además perdieron a Bruña en el 22 de partido.

C.D EJIDO 7.- Omar, Iván, Rodrigo, Luis, Sergio, Marcos, Hamza (Diego), Santamarta, Iván Fernández, Víctor (Juan Pablo) y Jorge (Crego).

C.D BENAVENTE 1.- Joselu (Iván), David, Moises, Trucho, Roberto, Sergio, Omar (Luis), Bruña, Álvaro (Adrián), Rodrigo (Diego) y Alberto (Lucas).

Árbitro.- Álvarez Pérez, auxiliado en bandas por Berrocal Juárez y Mba Mangue. Amonestó a los locales Diego y Sergio y a los tomateros, Omar, Roberto, Adrián y a Bruña por partida doble (22´y 22´) por lo que fue expulsado.

Goles.- 1-0 Sergio (22´), 2-0 Sergio (24´), 3-0 Hamza (44´), 3-1 Sergio (47´), 4-1 Luis (50´), 5-1 Víctor (54´), 6-1 Sergio (63´), 7-1 Juan Pablo (69´).

Los juveniles del C.D Benavente salieron goleados de la cancha del Ejido, en un partido en el que el marcador no deja de ser demasiado abultado si se tiene en cuenta las circunstancias en las que éste se dio. El equipo entrenado por Miguel Ángel Nuevo jugó con un jugador menos desde el minutos 22 de la primera parte por la expulsión por doble amarilla de Bruña, quizá cansado con lo que estaba viendo hasta ese momento.

Y es que el juvenil tomatero teme las visitas a la zona leonesa porque siempre debe de jugar contra un factor que debe de vigilar por el cumplimiento de las normas y no por el favorecer al equipo local. Algo de esto, poco o mucho pero algo, tuvo que ver en la goleada que los tomateros se trajeron de tierras leonesas.

Llevaban el partido muy trabajado a tenor de los informes que Miguel Ángel Nuevo manejaba del rival, pero los planes se torcían a la primera de cambio, o mejor dicho se los torcían ya que los benaventanos pudieron perfectamente estar en los primeros minutos con un 0 a 2 que hubiera marcado otro partido. Dos clamorosos penaltis no señalados que hubieran aventajado al equipo de Nuevo y que no hubiera desembocado en la expulsión de Bruña, el primero de ellos en una galopada tomatera donde el portero se llevaba por delante al rematador cuando este intentaba rebasarle y un segundo por unas manos que todos vieron menos quien debería de haberlas visto.

Con este panorama, los nervios, más cuando te estás jugando lo que te estás jugando afloran y si encima no se te permite lo mismo que al otro sales perdiendo como en el minuto 22 en el que los locales se adelantan tras una jugada en la que un delantero leonés viene de fuera de juego pero lejos de desentenderse de la jugada bloquea al defensor benaventano para que su compañero marque. Jugada esta que además acababa con la expulsión de Bruña por dos amarillas consecutivas fruto de los nervios.

Con todo a favor y superioridad el Ejido lo tuvo más fácil mientras que el Benavente se daba por vencido y los goles se iban sucediendo a pesar del 3-1 conseguido en el inicio de la segunda mitad por Sergio.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.