CAMPO

Las tormentas y rigor del calor del verano merman la producción de pimientos, aunque se mantiene la excelente calidad

Ahurvabe decide esta noche si se celebra la Feria del pimiento en Benavente durante el último fin de semana de septiembre

A plena recolección del pimiento la campaña se presenta más que aceptable, dentro de un irregular desarrollo del fruto debido a las adversas condiciones climatológicas de este verano. Los cultivadores de pimientos de la zona IGP (Identificación Geográfica Protegida Fresno-Benavente) esperan alcanzar una producción casi similar a la de estos últimos años, a la vez que elogian la excelente calidad del producto.

El pimiento morrón cuenta ya con una calidad que está en fase de lograr una semilla propia en base a los ensayos que se vienen realizando en el campo de cultivo ubicado en «Cejinas», entre Santa Cristina de la Polvorosa y Benavente. Se pretende alcanzar un fruto autóctono, el morrón de Fresno-Benavente cuyas características define la presidenta de la IGP, Isabel Ruiz Mateo como la forma de 3 ó 4 morros, un grosor mínimo de 7 u 8 milímetros, 98% de humedad, cuerpo brillante y un peso de más de 400 gramos. Estas son las características esenciales, a la vez que su sabor más bien adulzado, en boca que parezca a fruta, ya que este producto se distingue porque se puede comer sin ningún tipo de aliño, explica la dirigente de la IGP.

No obstante, la presidenta de la IGP del pimiento Fresno-Benavente hace hincapié en recuperar la auténtica semilla de pimiento morrón para hacer una variedad de que sea fácil de identificar por el comerciante. El campo de ensayo lo vienen supervisando técnicos del ITACYL y se viene trabajando con varias universidades. Los técnicos vienen a ver el desarrollo y «yo creo que en 2 ó 3 años podemos hablar de la semilla autóctona», asegura la dirigente de la IGP.

«Ahora mismo lo que se está haciendo ya es pedir a los agricultores la factura de la semilla por parte de los semilleros pero para autentificarlo aún más se pretende que esos semilleros nos compren la semilla a la IGP, para certificaar al cien por cien que es pimiento morrón. Eso será en un plazo de 2 ó 3 años», refiere la presidenta de la IGP Fresno-Benavente.

La elección del campo de ensayo, supervisado semanalmente por técnicos del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, se debe al cultivador José Vicente Esteban, a la sazón hijo de Fernando Esteban, uno de los promotores, hace una veintena de años, de la IGP. Se trataba de evitar polinizaciones de otros tipos de pimientos que se vienen cultivando por la zona, para que no hubiese contactos. «En este año ha sido algo complicado por el problema metereológico, no hubo buena floración, ha habido menos producción, pero no podemos evitar eso. En todo caso, el fruto es excelente y este pimiento es para probarlo,el que lo compre sabrá lo que es comer un pimiento de calidad», refiere con pasión el cultivador José Vicente Esteban.

Los productores de pimientos cuentan con la cooperativa «la Huerta del Tera» cuyas instalaciones se ubican en Micereces de Tera. Los propios cultivadores envasan en el campo el producto hasta llegar a la nave desde donde se comercializa a las grandes superficies. Isabel Ruiz quien es además la administradora explica que se lleva ya un mes de campaña y es en estos días cuando se comienza la campaña del pimiento rojo.

Un total de 15 agricultores con plantaciones en Micereces de Tera, Aguilar, San Cristobal de Entreviñas, Fresno de la Polvorosa, así como un poco más lejano, en Coreses, aportan los productos del campo hasta la Huerta del Tera donde tres trabajadores se ocupan de etiquetado y su puesta a punto, ya que el envasado lo realizan directamente los agricultores en el campo y de este modo se agarantiza la frescura del producto en todo momento. Los pimientos de la Huerta del Tera llegan a toda España, a través de las grandes superficies. Son un total de 500.000 plantas de lamuyo las que se recolectan en verde y cuando se comienza a poner colorado el fruto es entonces cuando se recoge el producto estrella, el rojo. Hasta las instalaciones de la Huerta del Tera llegan unos 200.000 kilos de italiano y otros 400.000 kilos de rojo en la campaña. El comercio con la gran superficie les da a los cultivadores una mayor estabilidad de precios. Desde hace siete años vienen trabajando con la gran superficie, teniendo una mayor demanda cada año.

La asociación de hortelanos de los Valles de Benavente (Ahurvabe) se reúne esta noche para afrontar la decisión de celebrar la Feria del Pimiento ante la actual situación sanitaria debido a la pandemia. El joven cultivador, Luis Alberto Gandarillas y presidente de Ahurvabe, destaca que pese a las tormentas la calidad del producto continúa siendo excelente. Las elevadas temperaturas no dejaron cuajar bien la flor, eso hizo mermar la producción. Las altas temperaturas también perjudicaron a las plantas y frutos. Ahurvabe cuenta con 25 socios aparte de otros más que tienen variedad de cultivos. El cambio generacional es el que viene suponiendo una cuesta arriba para mantener la actividad agrícola.

Gandarillas se reune esta noche con los cultivadores para decidir si se realiza la Feria de Benavente en los días habituales del último fin de semana de septiembre. En este año serían los días 25, 26 y 27 de septiembre.

Ver más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.