DEPORTES

Más que tres puntos para el C.D Benavente al ganar al Ejido

Los tomateros regresan a la zona media de la tabla y tienen una nueva oportunidad el domingo de mejorar.

C.D BENAVENTE 1.- Josico, Rafa (Rafa Vega), Héctor, Jorge, Iván Pérez, Óscar Robles, Unai, Pepe, Javi Turiel (Carlitos), Cobreros (Jony) y Castaño (Marcos).

C.D EJIDO 0.- Álvaro, Zabalo, Monca, Hamza, Dani (Diego), Serna (Jony), Malagón, Blanco, Esteban (Pablo), Celada y Guille (Víctor).

Árbitro.- Poncela Gómez, auxiliado por Villalba Moreno y López García. Amonestó al local Javi Turiel y a los visitantes Guiller, Pablo y Álvaro.

Goles.- 1-0 Castaño (51´).

No fue un partido como el de semanas anteriores en el Luciano Rubio pero al final lo que cuenta es que hay tres puntos más en el casillero del C.D Benavente y que son además muy importantes por las distancias que momentáneamente se marcan con relación a los puestos de descenso y que sitúa al equipo de Santi Redondo en la zona media de la tabla. Es más la victoria supone el dejar, por el momento, a un rival directa en la parte de debajo de la tabla.

Llegaban los leoneses con necesidad de puntos, solamente suma un empate, y querían pescar en las aguas de un Benavente que la semana pasada se olvidó durante los primeros 25 minutos de juego de que estaba jugando al fútbol y que podían conseguir hacer buena esta salida en la cancha del conjunto tomatero. La jugada estuvo a punto de salirle redonda a los leoneses, a los cuales se les anulaba un gol por fuera de juego que hubiera puesto las cosas muy cuesta arriba a los de Santi Redondo que no estuvieron tan afortunados como en partidos anteriores.

Las lesiones de Rodri y sobre todo la de Miguel pesan mucho en este equipo y el centro de la defensa y la banda los echa de menos. Aún así la línea defensiva del Benavente funcionó casi de forma perfecta a los arreones de un Ejido que no es para estar en el puesto que ocupa en la tabla. Iván Pérez tuvo que amoldarse a la defensa haciendo con ello que el centro del campo no fluya tanto bajo la batuta de Óscar Robles y ese trabajo sordo pero efectivo que hace el ex del Santa Croya. Mientras arriba Castaño, Javi Turiel y Unai intentaban coordinar las acciones de ataque sin que ninguna fructificara hasta el minuto 51 en el que un centro de Unai era rematado de cabeza por el once local.

Un gol que, al menos, había que defender y si se conseguía un segundo mejor que mejor. Pero la tarde entraba en agua y cada vez era más complicado el hacerse con el control del balón y eso que los tomateros dispusieron de una par de ocasiones más, una estrellada en el poste que pudieron cerrar el partido antes. Con ese panorama había que llegar al final y sin que el Ejido consiguiera llegar cómodamente al marco defendido por Josico, que una vez más mantiene su portería a cero. Las laboras defensivas deberían de estar perfectas para hacer que los minutos fueran pasando lo antes posible y evitar un susto de última hora.

Al final el marcador no se movió más y los tres puntos se quedaron en casa. Ahora el Benavente deberá de viajar con una nueva bala en la recámara para jugar ante el Mojados, otro rival que está por debajo en la tabla y que esperemos el Benavente haya aprendido de lo del Hergar Camelot.

 

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.