SOCIEDAD

Tráfico pone en marcha hoy una nueva campaña especial de vigilancia y control del transporte escolar

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha este lunes una nueva campaña especial de vigilancia y control centrada en el transporte escolar «dada la importancia que tiene la seguridad vial en el transporte de viajeros en general, siendo más trascendente aún en el vinculado al ámbito escolar».

Así lo ha anunciado este lunes el departamento que dirige Pere Navarro, que ha destacado que, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) citados desde el Observatorio del Transporte de Viajeros por Carretera, «más de 200.000 alumnos utilizaron un autocar escolar para desplazarse a su centro educativo durante el curso escolar en el año 2022».

A esta campaña también se adhiere la Policía Local de Benavente que durante esta semana realizará controles a los diferentes transportes escolares que operan por la ciudad.

La campaña durará hasta el próximo viernes 26 y controlará a estos vehículos, vigilando especialmente que se circula a la velocidad permitida y que no se hace uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción ya que, según Tráfico, «los siniestros más habituales en los que se ven involucrados los autobuses escolares están causados principalmente por circular a una velocidad inadecuada o por distracciones».

También se realizarán controles de alcohol y otras drogas entre los conductores, y se prestará especial atención al uso de estos en aquellos autobuses escolares que los lleven instalados.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías locales de aquellos municipios que se sumen a la campaña intensificarán las inspecciones sobre estos vehículos, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener son los correctos para la prestación del servicio.

Igualmente, verificarán que las condiciones técnicas y los elementos de seguridad del vehículo sean los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

NORMATIVA «MUY EXIGENTE»

Tráfico ha destacado que «el transporte escolar está sometido a una serie de normas de cuyo cumplimiento depende en muchos casos la seguridad de sus pequeños pasajeros, por lo que es responsabilidad de todos exigir que estas se cumplan, ya sea a través de campañas como esta, de los centros educativos o de las asociaciones de padres que se encargan de contratar las rutas».

Entre otras cosas, desde el 20 de octubre de 2007, los autobuses que se matriculan deben llevar obligatoriamente instalados sistemas de retención (actualmente los llevan más del 60% de todo el parque de este tipo de vehículos), ya que el cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto, ya sea corto o largo, urbano o interurbano.

Además, dado que las colisiones laterales y los alcances suponen el 40% de los siniestros de este tipo de vehículos, desde 2013, todos los nuevos vehículos deben contar también con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.