DEPORTES

El At. Benavente sudó sobre la pista de la Rosaleda para batir a Pelayo

ATLÉTICO BENAVENTE 3.- Marcos Vara, Joselu, Charlie, Ángel Jiménez y Samu. Luego jugaron, Escu, Javi Cala, Malaguti, Álex, Yayo y Sergio Hernández.

SANTIAGO DE SAMA F.S 1.- Pelayo, Chino, Choki, Márquez, y Saúl. Luego jugaron, Dani, Valdés, Julio y Ferdi.

Árbitros.- Cañas Mañas y Macías Iglesias. Amonestaron a los locales Álex y Escu y al visitante Dani. Expulsaban por doble amonestación a Márquez.

Goles.- 1-0 Malaguti (35´), 2-0 Charlie (36´), 3-0 Charlie (38´), 3-1 Valdés (39´).

Fue de esos partidos en los que hay que sufrir desde el inicio y casi hasta el final. Un encuentro en el que te pones frente a un rival al que le sale su partido y ante el que empiezas a mascar que aquello se va a poner complicado.

Así fue el choque, con Ángel Ribera en el asiento más privilegiado de la Rosaleda, del Atlético Benavente ante el Santiago de Sama, rival éste que la temporada pasada fue capaz de llevarse la victoria de la Rosaleda y que en esta ocasión se veía con algo que no fuera la derrota. De hecho el choque estuvo con el empate inicial hasta los cinco últimos minutos cuando Malaguti abrió la lata.

Y no sería porque las huestes de Chema Sánchez no lo intentara por todos los medios, desde el inicio con una fuerte presión que luego se transformaba en la negativa del meta Pelayo a que el balón entrase en su defendida a capa y espada portería.

Lo intentaba Malaguti, Charlie y Ángel Jiménez con varios disparos que encontraron siempre la misma respuesta y es que un nombre como el de Pelayo al final suele ser vinculado a grandes gestas para los asturianos.

El mismo tono adquirió el segundo tiempo, con un Atlético Benavente lanzado en pos de ese gol que no llegaba mientras la grada no terminaba de creerlo y cada vez se les hacía sentir más con sus cánticos y con sus ánimos para que la lata se consiguiera abrir. Mantenían la defensa a ultranza los visitantes y se plantaban a falta de cinco minutos con la ilusión de tener casi amarrado un empate que iban a ver finalmente como se evaporaba en apenas un minuto.

El partido se coció en ellos y el cocinero que abría cocinas se encargaba de soltar un trallazo en el 35 para superar a Don Pelayo. Era Malaguti el primero que cumplía con las peticiones de un público que no lo veía nada claro y a renglón seguido lo hacía el máximo realizador del equipo atlético con otro de sus goles.

El choque se había puesto complicado para un Sama de Santiago que vio como el trabajo realizado hasta entonces había quedado destrozado por estas dos sacudidas y más que se pondría a posteriori con la expulsión por doble amarilla de Márquez que dejaba a sus compañeros en inferioridad sobre el campo a falta de dos minutos para el final.

Los de Chema lo aprovecharon luego con un nuevo tanto de Charlie que colocó el electrónico en un momentáneo 3-0 y que llevó al cuadro asturiano a seguir con el portero jugador hasta el final. Casi sobre la campana Valdés instalaba el definitivo 3-1.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.