DEPORTES

El Cebreiro y Piedrafita pusieron en dificultades a Discamino

Los dos puertos fueron duros incrementados por el fuerte calor que presidió ayer la etapa.

Después de varios días con etapas “cómodas” la de ayer fue un calvario para Discamino con la subida del Cebreiro y Piedrafita donde hubo que darse el cien por cien para coronarlos, al menos el segundo. Además el calor pegó fuerte y ello incomodó más a pilotos, copilotos y acompañantes. Lo mejor es que una etapa más Toral de los Vados-Triacastela con el adiós a Castilla y León y la entrada en Galicia por la provincia de Lugo.

DÍA 47°.- ALTO DO CEBREIRO. ¿DÓNDE ESTÁ IVÁN?

“Hoy no es el mejor día para hacer una crónica porque ha sido un día de esos duros DUROS de verdad.
Hemos salido puntualmente de Toral de los Vados hacia Villafranca del Bierzo y el alto del Cebreiro maravillosamente escoltados por la Policía Local. Los peques Álex y Jairo con sus respectivos pilotos, Nuria y Calis, han cumplido a la perfección con su parte pedaleando 22 kilómetros hasta la gasolinera de Vega de Valcarce. Álex iba como siempre, hablando por los codos y dando pedales como si no le costara el más mínimo esfuerzo. Este señorito es capaz de estar atendiendo a catorce cosas a la vez.

Jairo, sin embargo, hoy parecía fatigado, no sabemos si por el esfuerzo de ayer sobre la bici o por el maratón de piscina de después. Sus hermanas Xoana y María, que iban en sus propias bicis, cumplieron a la perfección con su papel de escoltas, especialmente María que tenía que ocuparse del torrente de mocos de Jairo (de los de Álex se ocupaba directamente su madre piloto). En Vega montaron Ana y Xabela, las dos dispuestísimas a subir el Alto do Cebreiro. Nel Serrano, que venía pilotando a su hermano Juanda en la BatDuet desde Toral, dijo que quería intentar el asalto al mítico puerto con esa misma bici y ese mismo pasajero. Así pues, las cosas quedaban así: Nel y JuanDa; Ana y Calis; Iván y Koko; Xabela y yo.


La subida siempre es dura, vayas por donde vayas y hoy el sol la hizo un poco más si cabe. Subimos agrupados para acompañar a JuanDa y así llegamos a Piedrafita. Desde allí quedan aún 4 kilómetros hasta lo más alto del puerto. En medio de esos últimos 4 nos ha parado la Guardia Civil. Estaban haciendo un control de alcoholemia y les hemos pedido que, por favor, se lo hicieran a JuanDa que seguro daba positivo. El presunto delincuente se ha salvado de milagro porque a la patrulla ya no les quedaban boquillas. Una pena porque seguro que rompía algún récord.

En ese momento de despiste, mientras saludábamos a los agentes, Iván y Koko nos han adelantado y han picado espuelas, tantas y tan fuerte que se han pasado el Cebreiro sin parar. Cuando hemos llegado los demás y hemos preguntado por ellos nadie sabía dar razón, lo que si se sabía era que habían pasado zumbando sin detenerse, ni esperar y ni tan siquiera decir que se iban. Una llamada de teléfono y nos enteramos que están en el alto de San Roque. En el coche de Luluxa llegamos hasta allí y le damos descanso a Koko mientras yo cojo a mi compañero de fatigas, al que me hubiera comido por no avisar, y nos vamos a terminar la etapa en Triacastela.

La idea que llevábamos era meter todo en las furgos y salir sin demora hacia Bóveda a comer y descansar como reyes en el Domusvi de la localidad ya que tanto Ani como Xabela habían hecho kilómetros de sobra y debían parar ya tras la gesta de subir al Cebreiro. Entretanto Iván y yo acabaríamos la etapa en donde tocaba y una de las furgos nos recogería allí. Así se habló y así se hizo, a pesar del contratiempo de la desaparición de Iván y su piloto. Entre unas cosas y otras el tiempo había ido pasando y acabamos de comer a las 5 de la tarde. A las 5 y media actividad con los Triciclos con la gente de la residencia, ducha y…¡¡¡¡¡menudo día más largo!!!!

De todo ese rollo destacar 5 cosas:
* la hazaña de Nel subiendo con JuanDa en la BatDuet;
* la de Xabela por subir hasta lo más alto como una campeona igual que hizo ayer;
* la de los 22 kilómetros de Jairo y de Álex, unos machotes los dos;
* la buenísima labor del equipo de intendencia;
* el buen trabajo de Anita Soage llegando también hasta arriba.

Mil gracias DomusVi por todas vuestras atenciones. Especialmente a Aurora y Lucena. Quedamos emplazados para el DisCamino-2018.11, un segundo turno de Peregrinos de vuestras residencia de Bóveda en Bici-Silla.

Hoy pedaleamos con Miriam Entresignos”.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.