ASOCIACIONES

Manifiesto de AFIBE en el día internacional de la Fibromialgia

DÍA INTERNACIONAL DE LA FIBROMIALGIA Y EL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA

En este Día Internacional de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, los enfermos y las entidades que nos defienden levantamos nuestra voz para reclamar, una vez más, nuestras reivindicaciones como enfermos y como ciudadanos.

Porque aspiramos a una mejor calidad de vida para nosotros y nuestras familias.

Porque tenemos sueños y aspiraciones legítimas, y un sentido de la dignidad y de nuestros derechos que nos obliga a reivindicarlos.

Porque pedimos que sean plenamente reconocidas y tratadas nuestras enfermedades dentro del Sistema Público Sanitario y Social.

Porque reclamamos que se nos trate con RESPETO en todos los ámbitos de la sociedad, empezando por el ciudadano anónimo, pasando por los profesionales sanitarios y sociales, empresarios y sindicatos, científicos e investigadores, hasta llegar a las instituciones públicas, que deberían ser los principales garantes de nuestros derechos y de la Ley.

Porque exigimos el CUMPLIMIENTO de la ley, desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos, hasta la Constitución Española y los diversos Estatutos o Leyes Autonómicas.

Para que todos los enfermos seamos tratados como ciudadanos de pleno derecho, TODOS sin distinción.
Para que las asociaciones de enfermos, en las que depositamos nuestra confianza, nuestros anhelos y dignidad, puedan dejar de ser el paño de lágrimas y único refugio de tantos enfermos incomprendidos y excluidos.

Para que dejen de tener que luchar continuamente para suplir carencias y deficiencias de este Estado del Bienestar, que nos cobra sus impuestos cuando somos productivas y nos abandona cuando estamos enfermas y le reclamamos nuestros derechos.

En este punto, queremos destacar los logros conseguidos en algunos territorios del Estado y denunciar el ensanchamiento de las desigualdades entre Comunidades Autónomas, lo que contraviene la premisa de que la enfermedad no tiene nacionalidad o, al menos, no debería tenerla.

En este sentido, y pese a significados avances desiguales, en este Manifiesto sintetizamos, también una vez más, nuestras reivindicaciones prioritarias:

El reconocimiento de la enfermedad por parte de profesionales, instituciones, agentes sociales y sociedad en general.

La investigación para lograr un mejor diagnóstico, tratamientos y detección precoz.

La mejora de la atención sanitaria y el establecimiento de protocolos unificados que garanticen la igualdad en la calidad y la accesibilidad a los recursos y servicios del Sistema Público de Salud.

El acceso al trabajo, sea mediante la adaptación de los puestos de trabajo, sea mediante nuevas fórmulas de inserción laboral.

Las justas prestaciones sociales cuando la gravedad de la enfermedad no nos permita trabajar.

Todo ello con una llamada a la SOLIDARIDAD de la ciudadanía en la lucha común para crear una sociedad más JUSTA y más EQUITATIVA. En definitiva, más HUMANA.

Etiquetas
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.