COMARCA

El mundo del toreo eleva al cielo al Maestro de Villalpando

Los restos mortales de Andrés Vázquez reposan, desde esta tarde, en el panteón familiar

La villa de Villalpando decía esta tarde adiós a uno de los grandes de la tauromaquia, a su hijo predilecto Andrés Mazariegos Vázquez, al Maestro Andrés Vázquez. Desde este mediodía se instaló la capilla ardiente con sus restos mortales en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial, en la que fuera antigua iglesia de los Templarios. El féretro bajo el escudo municipal con el lema: Rantia, Gloria, Extolle (levantar por causa de la gloria) vestía el capote de paseo del Maestro y rodeado de coronas de flores.

Capilla ardiente instalada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Villalpando

Por la capilla ardiente del fallecido ayer viernes a media tarde, a las cinco de la tarde, cuando iba a cumplir el próximo 25 de julio 90 años, como adelantó a los pocos minutos de su fallecimiento Benavente Digital y Televisión Benavente desfiló el mundo del toreo, de la copla y, sobre todo, amigos y familiares. Una amplia nómina llegada desde distintos puntos del pais como el ganadero Victorino Martín, matadores como Antonio Sánchez Puerto, Israel Lancho, Álvaro de la Calle, Julián Maestro, de la Escuela Taurina «Príncipes del Toreo» y compañero de José Cubero (Yiyo), Luis Miguel Villalpando, apoderado de Diego Urdiales, Julio Norte, Javier Herrero, Luis Miguel Calvo (Juncal), «el Pimpi», picador con Andrés Vargas, Mariano (el dentista), Jaime Rubio, mozo de espadas y brazo derecho de Andrés Vázquez, Antonio del Castillo, periodistas taurinos, el conocido fotógrafo taurino, Domingo Álvarez, el dúo musical los Dos Españoles, la cantante Soledad Luna, algunos políticos y una nutrida relación de vecinos, amigos y familiares.

Tras el responso oficiado por el párroco Javier Fresno, un grupo de toreros portaron en andas el féretro cubierto además del capote de paseo con la enseña nacional hasta la iglesia de San Nicolás en una sentida comitiva en la que muchos vecinos amantes del toreo tomaron el relevo. Las estrechas calles de la villa desde la Plaza Mayor hasta el templo parroquial sellaban su historia al paso de su hijo predilecto, de un Grande de la tauromaquia, del Maestro. Los aplausos al paso del fallecido resonaron con mayor vigor al cruzar el pórtico de la iglesia donde se celebró la misa exequial para ser trasladado el ataúd con sus restos mortales en una nueva comitiva portado por gente del toreo hasta el cementerio. El torero Andrés Vázquez, el célebre zamorano, el Maestro taurino reposa ya en el panteón familiar.

Fotos. M.A.C.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.