REGIONAL

Tábara, Corrales del Vino y Villardeciervos desarrollan un programa piloto para impulsar el compostaje doméstico y comunitario

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente promueve la experiencia en 31 municipios de Castilla y León

Este proyecto se enmarca en el Plan Integral de Residuos de Castilla y León, que regula los aspectos organizativos y medioambientales de la gestión de los residuos domésticos y plantea un modelo estratégico de gestión de estos residuos domésticos, con medidas para incrementar la producción de compost de calidad obtenido del procesado de biorresiduos domésticos recogidos separadamente y para fomentar el autocompostaje doméstico y comunitario de los biorresiduos en municipios de naturaleza rural, o con estructura de viviendas unifamiliares que favorezca la posterior utilización del compost producido.

El proyecto piloto se implantó a finales de 2019 en 31 municipios de Castilla y León, concretamente en las siguientes localidades: Fontiveros en Ávila, Canicosa de la Sierra, Pancorbo y Villariezo, en Burgos; Prioro, La Polca de Gordón y Astorga, en León; Brañosera, Husillos y Dueñas en Palencia; Bañobarez, La Fregeneda y Pereña de la Ribera, en Salamanca; Fresno de Cantespino, Fuenterrebollo,  Campo de San Pedro y Grajera, en Segovia; Golmayo, Langa de Duero, Rioseco de Soria, San Esteban de Gormaz, en Soria; Castrodeza, San Pelayo, Torrecilla de la Orden, Viana de Cega, Villanubla, Zaratán y Boecillo, en Valladolid; y Tábara, Corrales del Vino, Villardeciervos, en la provincia de Zamora.

Zona de compostaje comunitario de Husillos (Palencia)

La finalidad ha sido comprobar la aplicabilidd y viabilidad del compostaje colectivo en zonas rurales y para ello se les dotó a los municipios seleccionados del material necesario para poner en marcha la zona de compostaje: compostadores, arcón para el material estructurante, cubos marrones de 10 litros para la separación de la materia orgánica en los hogares, etc….

Además se acompañó de una campaña de comunicación y formativa, con la impartición de una jornada formativa en cada municipio participante con un doble objetivo: obtención de participantes e información a la ciudadanía sobre el compostaje comunitario y formación a los técnicos de los ayuntamientos responsables del mantenimiento y seguimiento del proceso de compostaje.

La campaña de comunicación se completó con la elaboración de material de comunicación para apoyar las acciones formativas con dos protocolos de implantación y de seguimiento, carteles, trípticos, posters y un Manual Básico y un Manual Avanzado de compostaje, además de unas fichas de seguimiento de estas actuaciones.

El programa piloto evaluará los resultados tras el primer año de obtención del compost y ofrecerá la experiencia a municipios y mancomunidades del entorno mediante la organización de talleres de concienciación y sensibilización sobre los beneficios del compostaje.

Beneficios del compostaje

El compost es un producto obtenido a partir de diferentes materiales de origen orgánico, los cuales son sometidos a un proceso biológico controlado de oxidación denominado compostaje. El compost se usa en agricultura y jardinería como abono orgánico, aunque también se usa en paisajismo, control de la erosión, recubrimientos y recuperación de suelos. Es empleado como abono de fondo y como sustituto parcial o total de fertilizantes químicos.

Contiene todos los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable de las plantas y los libera lentamente, lo cual, permite una aportación continuada y puede sustituir perfectamente al estiércol. Posee un aspecto terroso, libre de olores y de patógenos.

Gran parte de la basura que generamos en nuestra casa es materia orgánica, en concreto aproximadamente un 45% (restos de alimentos generados en la cocina, restos de mantenimiento del jardín….). Esta materia orgánica puede ser aprovechada, previo tratamiento (compostaje) como enmienda orgánica en huertas y jardines.

Los elementos necesarios para que el proceso de compostaje se desarrolle adecuadamente son los siguientes: ventilación para aportar oxígeno y unas condiciones adecuadas de humedad. La clave del éxito es aportar 50% en material húmedo y 50% en material seco.

Realizar un compostaje doméstico tiene muchos beneficios: reduce la cantidad de materia orgánica que va a los vertederos, reduce los costes de transporte de los residuos con los consiguientes beneficios para los ciudadanos, reduce el uso de fertilizantes inorgánicos, a los que sustituye, ahorra agua de riego debido a la capacidad de retención del agua del compost y aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas de forma natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.